Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

Los mejores humidificadores para tu bebé en 2022

bebé durmiendo muy tranquilito

Quizás un humidificador para tu bebé no te parezca muy necesario pero, ¿qué nos dirías si te decimos que, en algunos casos puede mejorar la calidad de TU sueño?

Los humidificadores mejoran la calidad del aire que tu bebé respira manteniendo una humedad constante. Los bebés son especialmente sensibles a las condiciones del ambiente. Si tu hij@ es delicad@, el aire puede hacer que se le sequen las fosas nasales y que tenga problemas para respirar.

Esto no es grave, ya que puede respirar por la boca pero sí puede suceder que los moquitos se sequen y le generen molestias, y por lo tanto, que no duerma bien. Y sabes que pasa si tu bebé no duerme bien, ¿no? Exacto, que tu tampoco duermes bien.

En este artículo podrás encontar respuesta a lo siguiente.

Qué es y para qué sirve un humidificador

Como su propio nombre indica, un humidificador es un aparato que sirve para aumentar la humedad del aire 😊. Por supuesto, esto tiene sentido si el ambiente es demasiado seco. Veamos por qué debería importarte.

Qué es un ambiente seco y qué problemas puede ocasionar a tu bebé

Los niveles ideales de humedad oscilan entre el 30% y el 60%. Si en tu casa estás por debajo del 30%, significa que tienes un ambiente seco.

Vivir en un ambiente demasiado seco “reseca” nuestro cuerpo, y especialmente el de los más pequeños. Se resecan los ojos y la piel, se irritan los senos nasales y  las vías respiratorias… En definitiva, todas las mucosas de nuestro cuerpo pierden agua y generan esa sensación de escozor y malestar.

En el caso de los bebés, es más fácil que se desarrollen problemas como irritación de garganta, tos o rinitis.

mamá sosteniendo cerca del pecho a un recién nacido

Situaciones en las que agradecerás tener un humidificador

En muchos casos, lo que hace un ambiente demasiado seco es empeorar otras situaciones.

Imagínate que estás en invierno y tienes la calefacción puesta porque hace frío. Algo importante que debes saber es que la calefacción (también el aire acondicionado, por cierto) es uno de los factores principales que puede resecar el ambiente de tu casa. Imagina que el peque llega de la guardería tosiendo un poco y ya la tenemos liada.

Es muy probable que la garganta irritada de tu bebé empeore con el aire seco que se respira en casa. En estas situaciones, te irá muy bien usar un humidificador para aportar humedad al ambiente y mantener las vías respiratorias de tu pequeñ@ sanas.

‍¿Necesitará tu bebé un humidificador?

Lo cierto es que muchos de nosotros (o casi todos) hemos crecido sin un humidificador en casa y hemos sobrevivido sin problemas. No obstante, un humidificador puede mejorar la calidad de vida de tu bebé, sobre todo durante el invierno.

¿Por qué? Sencillamente, porque el humidificador puede contrarrestar el aire seco producido por la calefacción, un aire que reseca la nariz y la garganta. Ayuda a aliviar los malestares típicos de los resfriados y las gripes, como el dolor de garganta o los mocos o, por otro lado, la picazón que da la piel seca.

También es importante saber que algunos modelos funcionan como purificadores de aire.

una cuna de bebé a oscuras

¿Qué tipos de humidificador existen?

Hay dos categorías básicas por lo que respecta a los humidificadores: los de vapor frío y los de vapor caliente.

A diferencia de los de vapor caliente, que añaden humedad al ambiente evaporando agua, los humidificadores de vapor frío usan mecanismos como ventiladores o ultrasonidos que soplan a través de unos filtros para dispersar agua, a esto se le llama nebulizar.

Con los humidificadores de vapor frío, evitas poner cerca de tu bebé una fuente de calor que podría llegar a quemarle en un accidente.

¿Mejor un humidificador de vapor frío o caliente?

Como siempre, los modelos tienen ventajas y desventajas.

Los de vapor frío suelen recomendarse especialmente como humidificadores para bebés por su manera de funcionar. No emiten calor, evitan quemaduras y por lo tanto son más seguros.

Los de vapor caliente, precisamente por el calor que emiten, hacen que proliferen menos bacterias en ellos y, por lo tanto, son más limpios.

Cosas que hay que tener en cuenta al usar un humidificador

¿Usarlo siempre o puntualmente?

Solo deberías usar el humidificador cuando el ambiente donde duerme el bebé es demasiado seco (especialmente o si hay alguna situación como un catarro).

Hay gente más o menos sensible a los ambientes secos. Normalmente, se notan por cosas como sentir la piel seca, los ojos irritados, la garganta picajosa…

Ten en cuenta que cosas como la calefacción o el aire acondicionado resecan mucho el ambiente. Si los has tenido puestos durante un rato, es posible que el ambiente se haya resecado y merezca la pena poner un poco el humidificador.

Si tienes al peque resfriado, será más sensible a los ambientes secos, que favorecen la irritación de las vías respiratorias. En estas situaciones, vale la pena incrementar el uso de los humidificadores.

¿Durante cuánto rato conviene ponerlo?

Normalmente, no es necesario que el humidificador funcione toda la noche. Un rato suele ser suficiente para conseguir un grado de humedad óptimo.

Existen modelo con temporizador que son súper cómodos en este sentido.

bebé dormidito

La importancia de la higiene

Hay una cosa importante a saber sobre los humidificadores: si no se limpian adecuadamente, son un caldo de cultivo excelente para moho y bacterias. Además, por su propio funcionamiento estas pueden acabar dispersándose por el aire y creando un ambiente contaminado que no es bueno para nadie, pero menos para un bebé.

Así que, sea el que sea el humidificador que compres, mira que sea fácil de limpiar y recuerda hacerlo al menos una vez por semana.

Precauciones con las quemaduras

Una de las ventajas de los humidificadores de vapor frío es que eliminan la posibilidad de quemarse.

Dado que el humidificador es un aparato que estará, potencialmente, cerca de tu bebé, es importante tomar todas las precauciones posibles para evitar accidentes.

Qué tener en cuenta para escoger un humidificador

Como suele suceder cada vez que hablamos de artículos de puericultura, existe una gran variedad en el mercado. Parece que hay mil modelos de humidificador.

Por eso, puede resultar difícil escoger el que más se adapte a tus necesidades y presupuesto. Antes de descubrir juntos los mejores humidificadores para bebés, veamos a qué deberías prestar atención para realizar una buena compra.

  • Potencia: es decir, el tamaño de la habitación para la cual fue concebido.
  • Ruido: lo usarás mientras tu bebé duerma, así que asegurate de que no sea escandaloso.
  • Duración: cuántas horas funciona de manera automática.
  • Apagado automático: esto es esencial para que no se quede encendido.
  • Seguridad: protección contra sobrecalentamientos para evitar quemaduras.
  • Autonomía: un tanque más grande suele significar una mayor duración.
  • Limpieza: la humedad constante del humidificador es un hábitat perfecto para el moho y las bacterias. Por lo tanto, es importante que sea fácil de limpiar.
  • Extras: luces, posibilidad de usar aromas, por ejemplo.

Cómo hemos seleccionado estos humidificadores

Un montón de futuras mamás y papás usan HelloBB para investigar y guardar lo que les gusta en sus listas de nacimiento. Para escribir estos artículos, buscamos los artículos más populares en sus listas y nuestros expertos ahondan con su propia investigación, experiencia y opinión profesional para traerte la mejor información sobre cuáles son los mejores humidificadores para tu bebé.

Los mejores humidificadores para bebés

Funcional y transparente

El humidificador bbest tiene homologación europea y destaca por su diseño de estilo torre en colores blanco y celeste. Tiene una autonomía de entre 8 y 10 horas, además de contar con apagado automático.

Su tanque de 0,8 litros es transparente, lo que facilita el control de la cantidad de agua restante dentro del mismo. Esto también ayuda a ver si el recipiente necesita una limpieza.

humidificador bbest
botón

Un humidificador conectado contigo

Este humidificador de Suavinex usa el sistema de nebulización fría y funciona de forma super silenciosa.

Si te gustan los trastos sofisticados, te encantará este modelo. El sistema cuenta con una App que puedes bajarte a tu móvil para consultar la temperatura del ambiente y controlar la humedad y la iluminación. También funciona con Alexa y Google Home.

humidificador inteligente Suavinex
botón

Generación de vapor ultrasónica

La tradicional marca española Jané ha sorprendido con un diseño redondo para su humidificador ultrasónico con luz. Se trata de un novedoso y bonito diseño que eleva la humedad del ambiente sin aumentar la temperatura.

Es interesante saber que tiene un sensor de nivel mínimo de agua que desconecta automáticamente el aparato cuando los niveles son bajos. Por otra parte, tienen dos velocidades de vapor y una salida orientable del mismo, además de una autonomía de entre 7 y 10 horas. En cuanto a la luz, el humidificador cambiar de color para ayudar al bebé a conciliar el sueño.

Por último, cabe destacar que es posible incorporar aceites esenciales al mismo. Antes de hacerlo, consulta con el médico para saber si tu hijo tiene la edad necesaria.

humidificador jané
botón

Sin bacterias

Philips Avent es una de las marcas mejor valoradas por los padres y, por ende, no podía quedarse afuera de nuestra selección. El modelo cuenta con la tecnología NanoCloud que permite la evaporación inteligente y el control automático.

Según la marca, el mismo genera una dispersión de bacterias un 99% inferior que los modelos de otras marcas. Asimismo, se apaga de forma automática si se queda sin agua y se enciende un indicador rojo. Por otra parte, su autonomía es de 8 horas, cuenta con dos velocidades de funcionamiento y, por su diseño, es muy fácil de limpiar.

humidificador phillips avent
botón

Gran capacidad

Las líneas clásicas de este humidificador de Miniland quedarán bien tanto en la habitación del bebé como en cualquier otra parte de la casa. Este humidificador tiene un depósito de 5 litros que le brinda una autonomía de varias noches (más de 30 horas).

Se recomienda su uso para habitaciones de máximo 40 metros cuadrados y, al igual que el modelo de Jané, permite la incorporación de aceites esenciales. Además, es posible la programación de la humedad y el flujo de vapor deseados y tiene un temporizador para que se apague automáticamente.

Finalmente, cabe destacar su luz de acompañamiento del bebé que puede activarse o desactivarse.

humidificador miniland
botón

Humedad ajustable

Esta es la opción más cara dentro de nuestra selección de humidificadores para el bebé. Este modelo genera una niebla de partículas de agua fina a través de un sistema de vibraciones ultrasónicas.

Cuenta con una pantalla LED donde puedes ajustar la velocidad de la salida de vapor. Por otra parte, su tanque de 6 litros le brinda una gran autonomía, llegando a permitir un uso continuo durante hasta 36 horas.

Finalmente, se trata de un humidificador muy silencioso y que permite también la inclusión de aceites esenciales en el caso de desearse.

humidificador levoit
botón

Bonus: ¿Qué hacer si te quedas sin humidificador? Alternativas caseras

Si estás de viaje y te has olvidado el humidificador o te has quedado sin él temporalmente por una avería, puedes intentar alguna alternativa casera.

Algunas estrategias “artesanales” para aumentar la humedad del aire de la habitación de tu bebé son:

  • Cortar una cebolla por la mitad y ponerla en un plato en la habitación del peque. Este es un remedio tradicional. Muchas abuelas sostienen que, además de hacer el ambiente más húmedo, los elementos de la cebolla sirven para descongestionar los pulmones y mejorar la respiración ¡Ideal para los resfriados!
  • Pone un recipiente con agua encima de un radiador. De este modo, el calor hará que el agua se evapore poco a poco.
  • Agregar elementos húmedos a la habitación. Puedes tender la colada, por ejemplo.

Elige según tus necesidades

Aunque un humidificador no es algo que se necesite sí o sí, muchos padres lo ven como una forma sencilla y relativamente barata de conseguir que sus bebés duerman de forma más confortable. Siendo realistas, no conseguirán que los resfriados duren menos, pero cualquier cosa que consiga aliviar un poco a los peques cuando tengan tos y moquitos es, como no, bienvenida.

Se acerca ese día tan esperado...
¿Ya lo tienes todo a punto?

Empieza tu lista