Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

22 semanas de embarazo

¿Puedes creer que ya estás de 22 semanas? Has pasado ya la mitad de la gestación. Tu tripa crece día a día y no pasa ni un momento en el que tu bebé no se mueva dentro tuyo. Seguro que tienes muchas ganas de conocerle.

El segundo trimestre del embarazo es una etapa sumamente disfrutable para la mayor parte de las embarazadas. ¿Tienes algunas nuevas molestias y no sabes si es normal? ¿Deseas descubrir cómo está creciendo tu pequeño? Continúa leyendo.

22 semanas de embarazo: el bebé

A las 22 semanas de embarazo, tu hijo se mueve bastante y tiene cada vez más fuerza. Como aún le sobra espacio en tu vientre, es posible que sientas como gira sobre sí mismo, cómo cambia de posición y, por supuesto, las inevitables y esperadas pataditas.

A nivel externo, el pequeño se parece cada día que pasa un poco más al bebé que tendrás en brazos. Está creciendo no solo en tamaño sino también en volumen. Recuerda que el bebé está almacenando tejido adiposo y ya es posible detectar una tripita.

Una de las grandes novedades de esta semana es que ¡tu hijo ya puede fruncir el ceño! ¿Puedes imaginarlo? Tan pequeñito y ya es capaz de mover sus cejas para formar esta expresión.

Asimismo, si pudieses mirar por el ombligo y ver en vivo y en directo a tu peque, descubrirías que ya tiene cabello. Ni este ni el de las cejas tienen color, ya que pigmentos aparecen más tarde. ¿Qué color de cabello heredará?

Al observar su rostro podrías ver que tiene los ojos cerrados, aún si está despierto. Esto se debe a que a pesar de estar totalmente desarrollados, los párpados se abren sobre la semana 28.

En cuanto al desarrollo interno, esta semana comienzan a formarse las papilas gustativas. Por otra parte, tu bebé ya puede percibir lo que toca a través del sentido del tacto. Así, es posible que en la próxima ecografía le veas chupando su dedo o tocando su cuerpo.

¿Ya sabes si tu hijo es un niño o una niña? En el primer caso, los testículos comienzan a descender desde el abdomen, mientras que en el segundo caso, la vagina termina su formación.

Hacia finales de las 22 semanas de embarazo, tu bebé medirá alrededor de 28 centímetros, y pesará cerca de 400 gramos. ¡Calcula más o menos que es como una calabaza!

22 semanas de embarazo: la madre

A las 22 semanas de embarazo, algunas mujeres comienzan a experimentar algo que nunca antes habían sentido: la tripa se endurece como una roca. No es una sensación dolorosa pero sí molesta y, además, puede generar preocupación. Esto se produce debido a la contracción y posterior relajación del útero, y se conoce como contracciones de Braxton-Hicks.

A pesar de recibir la denominación de contracción, no existe riesgo de parto prematuro, ya que no borran el cuello del útero ni inician la dilatación. De hecho, podrían considerarse unas contracciones de entrenamiento que contribuyen a preparar el útero y la pelvis en general para el parto.

Más allá de esto, es probable que te sientas fenomenal. Quizá un poco abrumada con el aumento de peso, aunque debes considerar que a esta altura del embarazo haber cogido 6 kilos es normal. No obstante, si has aumentado en mayor o menor cantidad, no te preocupes a menos que tu médico te lo señale. Nadie mejor que él para controlar el curso de tu gestación.

Otro de los malestares más habituales durante las 22 semanas de embarazo es la retención de líquidos que suele notarse principalmente en tobillos y muñecas. Una de las mejores maneras para prevenir y combatir esta condición es realizar movimientos circulares para mejorar el retorno venoso, beber abundante agua, descansar y poner las piernas en alto.

Las abuelas suelen recomendar poner los pies en agua fría con sal gorda para disminuir la hinchazón. Este es un truco que suele dar buen resultado. Presta especial atención a la retención de líquidos, ya que esta puede contribuir a que aparezcan las várices en las piernas.

La picazón de piel, especialmente en la barriga, es cosa de todos los días a esta altura del embarazo. No dudes en hidratarla con abundante crema, cuanto más espesa, mejor.

Un cambio curioso que puedes llegar a notar es que el cabello te crece más rápido e, incluso, más grueso. Esto puede deberse al cambio hormonal. Aprovecha porque lucirás melena durante estos meses.

Checklist semana 22

  1. No te olvides de tomarte el complejo vitamínico recetado por tu médico. Si notas que tu memoria ya no es la de antes, pon una alarma en tu móvil.
  2. El consumo regular de frutas y verduras no solo te alimenta de forma equilibrada, sino que aporta todos los nutrientes necesarios para que tu hijo crezca sano.
  3. Bebe abundante agua para prevenir el estreñimiento y, por ende, las hemorroides. 
  4. Si padeces de estreñimiento, várices, palpitaciones o calambres regulares, consulta con el médico.
  5. El uso habitual de crema hidratante alivia la picazón de la piel y previene las estrías. Escoge una espesa para mejor hidratación.
  6. ¿Estás empezando a pensar el nombre para tu hijo? Algunas ideas son recurrir a las listas online, a tu árbol genealógico y al de tu pareja e, incluso, hacer una lista de tus personajes de películas, series y libros preferidos.
  7. Ejercítate. No necesitas llevar a cabo una rutina de ejercicio pero resulta importante que salgas a pasear todos los días un rato para mantener activos tus músculos y combatir el estreñimiento.
  8. Investiga esos productos que te hacen ilusión para el cuidado de tu bebé.

Tu hijo crece a paso firme. Durante las 22 semanas de embarazo ya ha alcanzado el tamaño de una calabaza, parece poco pero ¡imagina cuánto ha crecido desde que era tan pequeño como una semilla!

Tu lista universal con lo mejor de cada tienda
Crear mi lista