Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

39 semanas de embarazo

Si estás leyendo este artículo, significa que estás de 39 semanas de embarazo y tu bebé aún no ha llegado. ¿Te sientes cada día más nerviosa y ansiosa? No saber exactamente cuándo se va a desencadenar el parto puede suscitar cierto estrés, sobre todo si tu pareja está trabajando todo el día.

Pero no te preocupes: ya lo tienes todo organizado (¿no?. En caso de sentir las contracciones regulares, avisarás a tu pareja e iréis juntos al hospital. Todo saldrá bien. Aguanta un poco más que tu hij@ ya casi está contigo.

39 semanas de embarazo: el bebé

El parto se acerca y tu bebé lo sabe. De hecho, será él quien determine qué día nacer. Mientras tanto se prepara para ese momento creciendo y aumentando la capa de grasa que se encuentra debajo de la piel. Este tejido adiposo le ayudará a regular la temperatura al nacer. No obstante, ten en cuenta que los bebés pierden mucho calor por la cabeza y los pies así que será muy importante colocarle un gorro y unos buenos calcetines y patucos si el ambiente es frío.

Si bien tu hij@ está totalmente formado y desarrollado, sus pulmones y su cerebro continúan su desarrollo. Esto no significa que necesite más tiempo en el vientre, sino que lo aprovecha para continuar su maduración.

El feto continúa moviéndose y la falta de espacio hace que cada movimiento se sienta de manera muy intensa y, a veces, incluso dolorosa. ¿Sabías que tu bebé juega, por ejemplo, con el cordón umbilical? Los cordones suelen tener unos 50 centímetros de longitud y unos 1,5 a 2 centímetros de grosor. En algunos casos, pueden enrollarse alrededor del cuello del bebé, pero en muy pocos casos generan complicaciones. De hecho, se calcula que las cesáreas de emergencia por esta causa implican el 1% de los partos.

Probablemente, tu bebé está boca abajo, esperando las contracciones que le ayudarán a bajar por el canal del parto. Este proceso es estresante para el pequeño, pero cuando esté en tus brazos volverá a sentirse totalmente seguro y cobijado.

Al término de las 39 semanas de embarazo, tu bebé medirá unos 50 centímetros, aunque hay niños que son más pequeños y no superan los 48 centímetros. ¿Y el peso? Se calcula que el bebé estará alrededor de los 3,2 kilos. Por supuesto, esto depende de cada criatura: tu bebé puede ser más delgado o más gordito, lo importante es que ¡esté sano!

39 semanas de embarazo

39 semanas de embarazo: la madre

El parto está a la vuelta de la esquina y puede desencadenarse en cualquier momento, ya sea mientras paseas o mientras duermes. Algunas mujeres rompen la bolsa e, inmediatamente, sienten agua que baja por sus piernas. Ese “agua” es, en realidad, el líquido amniótico. En caso de romper la fuente, es importante que observes cómo es el líquido. Si las aguas con claras, todo marcha sobre ruedas. Si las aguas están teñidas (tienen un tinte rosado, verdusco o amarronado), acude inmediatamente al hospital, ya que podrían darse circunstancias que requieran control médico. Ante este evento, los médicos tomarán la decisión de inducir el parto o llevar a cabo una cesárea.

Si tu hijo no se encuentra en presentación cefálica (cabeza abajo), es posible que los médicos indiquen una cesárea. Si te toca revisión esta semana, te confirmarán el estado de la placenta, la cantidad de líquido amniótico, el estado general del bebé y cómo se encuentra tu cuello del útero. En caso de ser necesario algún cambio de planes, te lo harán saber.

Checklist semana 39

  1. La maleta debe estar a punto y tú también.
  2. ¿Sabías que el bebé llora al nacer? Este grito es distintivo del nacimiento y muy penetrante, pero indica que se encuentra bien. No obstante, algunos pequeños necesitan de un tiempo para llorar, así que no te asustes si tu hijo tarda en hacerlo. Recuerda que tras el parto, los médicos le revisarán y le harán el test de Apgar para corroborar su estado general de salud.
  3. Si te sale una sustancia amarronada de los pechos, quédate tranquila que es normal. Tus mamas ya se han preparado para recibir a tu hijo y están produciendo calostro, el primer alimento del bebé. Usa protecciones mamarias para no ensuciar tus sujetadores.

Las 39 semanas de embarazo pueden ser el momento en el que conozcas a tu bebé. Disfruta de estos últimos instantes con tu pequeño en tu vientre y a pesar del dolor, atesora cada momento del parto. ¡Eres poderosa! ¡Eres una superheroína! ¡Eres capaz de dar vida! ¡Tú puedes con esto!

Tu lista universal con lo mejor de cada tienda
Crear mi lista