Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

Métodos para aliviar las peores molestias del embarazo

Ver las dos rayitas que confirman que tu hijo está en camino es uno de esos momentos que nunca se olvidan. No obstante, tras la felicidad (y el miedo) que te invade, aparecen las molestias. Por eso, en HelloBB hemos preparado un recopilatorio de métodos para aliviar las peores molestias del embarazo.

Durante la gestación, tu cuerpo cambia para albergar una nueva vida y eso conlleva la aparición de algunas dolencias que se asocian clásicamente con el embarazo. ¿Descubrimos juntos qué puedes hacer para sentirte mejor?

Métodos para aliviar lo peor del embarazo

Si bien cada mujer es un mundo y cada embarazo un país diferente, hay algunos métodos que suelen recomendarse para aliviar de manera general diferentes malestares. Veámoslos para que puedas escoger el que mejor se adapte a tus necesidades.

Hinchazón y sensibilidad en los pechos: ropa suelta

Este es uno de los malestares más complicados, ya que algunas mujeres pueden experimentar molestias incluso con su ropa. Intenta utilizar sujetadores de algodón suave y ropa suelta que no genere roces. 

Náuseas: comer antes de levantarte por la mañana

Este es un conocido truco que muchas embarazadas usan para evadir las temidas náuseas matutinas. Algunas mujeres sienten náuseas cuando su estómago está vacío. Por este motivo, puede ser interesante comer unas galletas o unos frutos secos antes de levantarte.

Náuseas: agua con bicarbonato de sodio o limón

¿Sabías que algunas embarazadas sostienen que beber agua con limón ayuda a combatir las náuseas? Las abuelas suelen recomendar incorporar bicarbonato de sodio al agua con la misma finalidad. Si bien se considera seguro (1), en este último caso consulta con tu médico antes de ingerir este remedio casero regularmente.

El agua con limón también suele ayudar cuanto se siente un sabor metálico y persistente en la boca, otro de los síntomas de embarazo habitual pero de los menos conocidos.

Acidez: platos pequeños varias veces al día

Si te afecta la acidez o el ardor estomacal, puede ser recomendable que en lugar de comer hasta saciarte, hagas pequeñas comidas varias veces al día. Al estar más vacío, el estómago no deberá trabajar tanto y, así, es posible que no sufras del reflujo que causa la acidez.

mujer embarazada

Retención de líquidos: bebe más

La retención de líquidos es una afección que suelen padecer las embarazadas, sobre todo hacia el final de la gestación. Además, suele empeorar durante los meses del verano. Por lo tanto, si estás en el tercer trimestre de embarazo en verano, es posible que debas luchar contra los tobillos hinchados.

Beber agua regularmente (más de dos litros al día) puede ayudarte a prevenir la retención de líquidos (2).

Retención de líquidos: abandona la sal

Vale, lo admitimos: a todos nos gusta la comida con un poco de sal, pero si padeces de retención de líquidos, quizá sea bueno que disminuyas su consumo. La sal favorece la concentración de líquidos.

Retención de líquidos: realiza ejercicio físico regular

Salir a andar, practicar natación o yoga para embarazadas son actividades físicas que pueden ayudar a disminuir la retención de líquidos, mejorar la flexibilidad, mantener un peso adecuado y prevenir los dolores musculares.

Retención de líquidos: llevar medias de compresión

Otro de los mejores métodos para aliviar lo peor del embarazo es utilizar medias de compresión. Si bien son difíciles de colocar, sobre todo al final del embarazo, ayudan a combatir la retención de líquidos.

Hemorroides: lleva una alimentación rica en fibra

Las hemorroides son un mal común, sobre todo al final de la gestación, aunque pueden aparecer en cualquier momento. Para prevenirlas, nada mejor que evitar su principal causa: el estreñimiento. Incorporar a la dieta alimentos ricos en fibra es una buena forma de asegurarse de tener un buen tránsito intestinal.

Tobillos hinchados: poner las piernas en alto

¿Tienes los tobillos hinchados y las piernas cansadas? Pon las piernas en alto. De hecho, si puedes, recuéstate en tu cama, con las piernas estiradas hacia arriba apoyadas contra la pared. Mantén la posición durante unos 10 minutos.

Sangrado de encías: utiliza un cepillo de dientes suave

Los cambios hormonales pueden afectar tu salud bucal. Si te sangran las encías, compra un cepillo de dientes de cerdas suaves y cepíllalos con mucho cuidado.

Dormir: usa cojines

Mantén una buena postura a la hora de dormir utilizando cojines específicos o una almohada. Puedes colocarlo entre tus piernas para ayudarte a mantener la curvatura ideal de tu columna vertebral. Cuando tu tripa sea grande, puedes colocar otro cojín bajo ella para dormir de lado sin problemas.

Calambres: dormir sobre el lado izquierdo

Los calambres suelen aparecer hacia el final del embarazo y son, francamente, molestos. ¿Sabías que dormir sobre el lado izquierdo mejora el retorno sanguíneo y puede ayudarte a prevenir calambres?

Picazón y estrías: hidrata la piel

La picazón en la piel es muy habitual. Se produce por el estiramiento de la misma frente al crecimiento de tu vientre para hacer lugar a tu hijo. Para aliviar la picazón y prevenir las estrías, te aconsejamos hidratar regularmente tu piel.

Para ello, puedes optar por cremas específicas anti-estrías, cualquier crema hidratante espesa o por un buen aceite esencial de almendras o rosa mosqueta.

Manchas: no olvides la protección solar

La exposición solar puede manchar tu piel. Por eso, resulta vital que utilices protección solar siempre que salgas a la calle. Lo ideal es optar por un factor 50+.

Dolores de cabeza: compresas frías

Si el dolor de cabeza es tu problema, prueba colocándote compresas frías sobre la frente. Estas ayudarán a aliviar el dolor, sin riesgos para tu embarazo.

Congestión: una cebolla al lado de la cama

No se trata del método más divertido ni rico del mundo, pero frente a la congestión nasal típica del embarazo que suele generar problemas para dormir, nada mejor que cortar una cebolla y colocarla en la mesa de noche. Las abuelas dicen que humidifica el ambiente y su aroma ayudará a despejar tus fosas nasales.

Relajarte: beber una tila antes de dormir

Antes de beber cualquier infusión natural, consulta con tu médico. La tila (3) puede ser una buena opción para ayudar a relajar tu mente y tu cuerpo, y facilitar que concilies el sueño, además ¡es deliciosa!

General: ¡descansa!

Quizá no sea un método en sí mismo pero el descanso ayuda a aliviar muchas de las principales molestias del embarazo como las náuseas, las palpitaciones y las taquicardias. Aprovecha para descansar antes de que llegue tu hij@.

Estos son algunos de los métodos más usados para aliviar lo peor del embarazo. Hemos escogido aquellos cuyo uso no pone en riesgo tu salud ni la de tu bebé, ¿los has probado?

Tu lista universal con lo mejor de cada tienda
Crear mi lista