Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

Organizándose: ¿cuánta ropa necesitará mi bebé?

peleles para bebé expuestos en una tienda

¿Hay algo más bonito que salir de compras para el bebé? Las pequeñas prendas invitan a comprarlas y aquí es donde surgen las dudas: ¿cuánta ropa necesitará el bebé? Y además, ¿qué clase de prendas?

En las tiendas puedes encontrar una enorme variedad de ropa diminuta a la cual es difícil resistirse pero… ¿cuál acabarás usando de verdad y con qué criterios debes seleccionarla?

¿Qué clase de ropa comprar?

A la hora de comprar la ropa del bebé, lo mejor es ser inteligente y optar por prendas cómodas que le den libertad de movimiento, sobre todo durante los primeros meses.

Lo mejor es elegir una buena cantidad de prendas para el día a día y algún conjunto para una ocasión especial. No obstante, no debes dejar de lado la comodidad. Recuerda que tu hijo ha estado desnudo hasta el momento del nacimiento y, por lo tanto, no está acostumbrado a la textura de las prendas ni a sentir que algo «aprieta» su cuerpo. De manera sencilla: pon comodidad y funcionalidad por encima de la moda.

Por otra parte, ten en cuenta que los bebés crecen muy rápido, extremadamente rápido. Así, te recomendamos comprar ropa práctica, de calidad pero económica. Básicamente, no necesitas gastar un dineral en bodies y pijamas. Guarda el presupuesto para los conjuntos de ocasión y el resto, mejor comprar cantidad a buen precio.

Cómo determinar la cantidad de prendas de tu bebé

La cantidad de ropa a incluir en la lista de nacimiento depende, principalmente, de cuántas veces por semana puedas lavar.

Si tienes una lavadora en casa y no te molesta ponerla aunque la carga no esté llena, puedes comprar menos cantidad de ropa y, simplemente, lavar más seguido.

Por el contrario, si dependes de la lavadora del edificio, ten en cuenta que deberás adquirir muchas prendas para poder aguantar hasta el lavado semanal.

bebé vestido de rosa durmiendo

¿Cómo escoger los tamaños?

Sin dudas, esta es una de las grandes preguntas de los padres primerizos. ¿Es necesario comprar una talla 50 o comenzar directamente con la 56? Lo cierto es que es imposible saber si el bebé necesitará la primera talla o la segunda ni bien nacer.

Por lo general, los bebés rondan los 50 cm al nacer y, por lo tanto, deberías tener algunas prendas de dicha talla. No obstante, algunos nacen más grandes y robustos, y saltan directamente a la talla de 56 cm sin estrenar siquiera la anterior.

Entonces ¿cómo elegir? Consulta con tu médico sobre el percentil de tu hijo durante la gestación, especialmente durante el último trimestre. Si bien se trata de una estimación, puede darte una relación sobre su tamaño.

Por otra parte, los tamaños de las prendas suelen variar de una marca a otra. Un buen consejo puede ser comprar la misma talla de marcas diferentes. Por ejemplo, una talla 56 puede ser más estrecha en una marca y más amplia en otra y, por lo tanto, servir a un niño que ha nacido con 53 cm desde el nacimiento.

¿Cuánta ropa necesitará el bebé recién nacido?

Ahora sí, pongámonos manos a la obra y determinemos una plantilla con los números de cada prenda que necesitará tu hijo. Ten en cuenta que hemos desarrollado este listado pensando en una familia que puede lavar la ropa unas 3 veces por semana.

Si tienes la oportunidad de lavar todos los días, puedes reducir las cantidades a la mitad o doblarlas si solo puedes lavar una vez por semana.

Nota: aunque tengas lavadora en casa, te aconsejamos comprar las cantidades recomendadas, ya que con un bebé recién nacido en tu hogar, no tendrás tanto tiempo (ni ganas) de lavar todos los días como puedes pensar hoy.

Básicos para el recién nacido

Veamos esas prendas que debes incluir en la lista de nacimiento, sin importar si tu hijo nacerá en invierno o verano.

5 bodies de recién nacido y 7 bodies de segunda talla

Los bodies son esenciales para el bebé. Puedes escogerlos sin mangas, con mangas cortas o con mangas largas, según la época del año.

Si piensas comprar la talla 50, apúntate para comprar un set de 4 o 5 bodies, mejor si tienen apertura lateral ya que son más fáciles de poner y quitar mientras el bebé aún tiene el cordón umbilical. La realidad es que tu pequeño usará como máximo dos semanas esta talla, así que no necesitarás más.

En talla 56, pueden comprar un set de 7, uno para cada día de la semana. De esta manera, podrás tener bodies limpios aún cuando tu bebé regurgite o sufra una de las temidas fugas de pañal.

‍5 pijamas de recién nacido y 7 pijamas de segunda talla

Los pijamas son la prenda más cómoda para el bebé durante las primeras semanas. Se pueden usar encima del body o sin body si hace calor. Además, puedes escoger el material para que sea más o menos abrigado.

3 pantalones de segunda talla

Ya sean joggings o leggings, puedes optar por 3 pantalones para tu bebé a partir de la segunda talla. No son obligatorios porque lo cierto es que los pijamas son la prenda más cómoda para el bebé. Sin embargo, puedes comprar algunos pantalones para una ocasión especial.

3 camisetas

Este caso es igual que el anterior: las camisetas no son necesarias, pero puedes optar por comprar algunas para tener conjuntos para ocasiones especiales.

5 pares de calcetines

Los recién nacidos deben usar calcetines para evitar que el calor escape de su cuerpo. Por eso, deberás comprar 5 pares incluso aunque nazca en verano.

2 suéteres o chaquetas

El bebé no puede regular su temperatura corporal. Si bien dentro de casa, seguramente, lo mantengas envuelto en una manta envolvente, para salir quizá necesites un suéter o una chaqueta. Escógelos mejor de algodón, evita la lana por los picores.

2 mantas envolventes

Si bien no son ropa, las necesitarás para mantener a tu hijo caliente durante las primeras semanas. Son muy prácticas, además, para que se sienta cómodo y acogido como en el vientre materno.

Si el bebé nace en invierno…

Deberás incluir más prendas dentro de su ajuar. Entre ellas, las siguientes:

2 gorritos

Si estás en un clima frío, piensa que los bebés pierden mucho calor por la cabeza, con lo cual es esencial que tengas dos gorros en casa. Particularmente, optamos por dos para que tengas recambio ante cualquier eventualidad.

‍1 par de manoplas

Las manoplas son ideales para mantener las manos del bebé calientes y debido a su formato resultan muy fáciles de poner. La mayoría están unidas por un cordón que evita que se pierda una de ellas.

1 abrigo de invierno

Puedes optar por un astronauta o un abrigo para el capazo. Piensa que tu hijo debe estar bien abrigado si sales a tomar el aire con él en pleno invierno.

Si optas por un abrigo para el bebé, escoge uno que incluya capucha. Además, si eliges uno que permita cerrar la parte de los pies y las manos, mejor porque ahorrarás tener que comprar zapatos de tela y manoplas como abrigo.

¿Y en verano? Lo cierto es que no se necesita nada especial durante el verano. Algunas personas recomiendan incluir un gorro de sol. Sin embargo, los bebés recién nacidos no deben exponerse al sol. Lo mismo con los bebés mayorcitos, aunque si lo deseas podrías incluir uno para usar después de los 6 meses.

Un consejo final

Organiza la ropa de tu bebé en cestas o cajones. Lo mejor es guardarla como recomienda Marie Kondo: en rollos ubicados verticales para poder ver todo lo que tu bebé tiene.

A medida que la ropa le quede pequeña, retírala del armario y coloca la nueva talla. Solo así podrás llevar la cuenta de qué ropa debes comprar, que no es tarea fácil.

Se acerca ese día tan esperado...
¿Ya lo tienes todo a punto?

Empieza tu lista