Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

Qué es un plan de parto y qué tener en cuenta para hacerlo

11/16/2021

¿Has escuchado hablar del plan de parto y no sabes exactamente qué es? Tranquila, respira profundo porque te contaremos todo sobre este tema que puede ayudarte a dar a luz como tu deseas.

¿Qué es un plan de parto?

De manera sencilla, un plan de parto es una lista que recoge todos tus deseos relacionados con todo el proceso de parto desde que ingresas al hospital hasta que tienes a tu hijo en tus brazos. Esto significa que incluye datos sobre tus preferencias para dar a luz, tu posición con respecto a la lactancia y qué hacer si apareciesen complicaciones o se necesitase una cesárea (1).

¿Cuándo elaborar el plan de parto?

Lo ideal es preparar tu plan de parto antes de que la fecha probable de parto. En general, las embarazadas comienzan a elaborarlo mientras hacen el curso de preparación al parto, ya que en ese momento es cuando mayor consciencia toman de aquellas cosas que desean y aquellas que no.

No obstante, no hay un momento especifico para el plan de parto. Puedes hacerlo cuando tú quieras. Eso sí, ten en cuenta que si lo haces con tiempo, podrás mostrárselo a tu médico para que le eche un vistazo.

parto

¿Es imprescindible el plan de parto?

Lo cierto es que no; de hecho, miles de mujeres dan a luz cada día sin un plan. Sin embargo, te recomendamos que prepares uno, ya que te ayudará a visualizar qué cosas deseas y cuáles no, y a grabarlas en tu mente para cuando el dolor de las contracciones nuble tu juicio. Además, así, tu pareja estará al tanto de tus pensamientos y deseos, y te ayudará a hacerlos respetar llegado el momento.

¿Qué puedo poner en mi plan de parto?

Puedes poner todo lo que deseas y lo que no. De hecho, en el hospital suelen tener modelos o plantillas de planes de parto que puedes tomar como base para tu propio plan. Veamos una a una las variables que deberías considerar incluir.

Acompañamiento

En tu plan de parto, puedes manifestar tu deseo de estar acompañada por alguna persona durante todo el proceso de parto. Esta persona puede ser tu pareja, pero también tu madre, tu hermana o una amiga. 

Proceso de dilatación

Tus deseos en relación con el proceso de dilatación deben ir en concordancia con la oferta del lugar donde vas a parir. Averigua con antelación las posibilidades que ofrece el hospital o la maternidad y escoge aquellas que mejor se adapten a tus deseos y necesidades. 

Puedes incluir en tu plan de parto que quieres darte un baño para aliviar el dolor, hacer la dilatación moviéndote por la habitación o utilizando un balón, o incluso señalar que prefieres usar tu propia ropa. También es este el punto donde puedes aclarar que quieres una luz tenue, música o un espejo para ver por ti misma cómo avanza la dilatación.

Técnicas a utilizar

Tu cuerpo y tu parto son ¡tuyos! Por lo tanto, tienes derecho a decidir si deseas o no realizar un enema preparto, si deseas evitar la episiotomía (a menos que sea estrictamente necesaria) e incluso opinar sobre la posición a adoptar en la fase expulsiva y si deseas o no que rompan la bolsa.

Si deseas, por ejemplo, tener movilidad para propiciar la dilatación, no se podrá realizar una monitorización fetal. Infórmate al respecto y exige que se respete tu plan de parto, siempre y cuando no haya riesgos para ti ni para tu bebé.

mujer de parto dilatando

Desarrollo del parto

¿Sabías que puedes decidir si deseas anestesia o si quieres un parto natural? Y esto puede constar en tu plan de parto. De hecho, ¡debería hacerlo! Por supuesto, siempre podrás cambiar de parecer, pero los profesionales te ayudarán a cumplir tu deseo. En el caso de querer un parto natural, te ayudarán con técnicas alternativas a aliviar las molestias del parto.

El cordón umbilical une a la madre y al bebe; ¿deseas acaso que esperen para cortarlo hasta que deje de latir? Déjalo asentado. Lo mismo si deseas almacenarlo para congelar las células madre.

Lactancia

Si es tu deseo dar el pecho, entonces es muy importante que te dejen con el bebé en total tranquilidad para que lo alimentes durante su primera hora de vida. La instauración de una lactancia exitosa se relaciona con el contacto piel con piel y con la inmediatez de la lactancia tras el parto. Por supuesto, puedes solicitar apoyo por parte de una especialista para dar tus primeros pasos en este camino.

Cuidados del recién nacido

Tu plan de parto va más allá del preparto y el parto en sí mismo, recoge también todas las informaciones que competen al bebé. También puedes designar a un acompañante en caso de que el parto termine en cesárea y no puedas estar tú con él.

Finalmente, deja asentado también si no deseas que tu hijo reciba suplementos de leche o que le den el chupete. 

Una vez tengas listo tu plan de parto, preséntalo en el sitio donde darás a luz. Por favor, ten en cuenta que un parto es un evento fisiológico y, como tal, puede ser necesario modificar tus deseos sobre la marcha en relación con la situación particular. Asimismo, es diferente vivir un parto que proyectarlo y tienes todo el derecho del mundo a cambiar de parecer cuando estés en pleno proceso de parto. Recuerda: el plan de parto es una guía que puede modificarse.

Tu lista universal con lo mejor de cada tienda
Crear mi lista