Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

Qué le pasa a tu cuerpo durante el postparto

¿Alguna vez te has preguntado qué le pasa a tu cuerpo durante el postparto? Lo cierto es que mucho se habla de cómo cambia la vida de la nueva mamá con la llegada del bebé. Se comenta sobre el enamoramiento, las noches mirando al pequeño dormir, esa sensación de amor incondicional… pero ¿y el cuerpo?
Durante el embarazo, el cuerpo se transforma para albergar al pequeño, ¡para crear una vida! Tras el parto, el cuerpo vuelve a transformarse para volver a ser el de antes, aunque no exactamente porque algunas cosas se modifican para siempre. ¿Quieres saber más al respecto?

Postparto: los efectos del embarazo

Tu hij@ ya ha nacido. Lo tienes en tus brazos, estás cansada, pero feliz. Ahora bien, tienes malestares de los que nadie te habló y al mirarte al espejo te cuesta reconocerte. Un embarazo deja huellas en la madre, no solo físicas sino también emocionales.

En el parto, no solo nace un bebé, sino que renaces tú misma. Ya no volverás a ser la misma persona que antes y eso también vale para tu cuerpo. Seguramente recuperarás tus curvas, pero siempre habrá pequeñas marcas que recordarán que le diste vida a tu hijo. Eso es maravilloso. No obstante, puede resultar abrumador. Por eso, es importante saber qué le pasa exactamente a tu cuerpo después del parto.

La tripa de embarazada

¿Sabías que durante el postparto (y posiblemente durante varios meses e incluso un año) tendrás una tripita? Sí, mucho no se habla al respecto, pero esto es así. Piénsalo: la piel de tu tripa se ha estirado durante 9 meses para darle espacio a tu hijo, pues bien: ahora debe reacomodarse. Y este proceso sucede lentamente. De hecho, el útero tarda entre 6 y 10 semanas en involucionar.

Por eso, durante varios meses es posible que te veas como si aún estuvieses embarazada. Esto puede resultar frustrante, lo sabemos, pero ten paciencia: poco a poco, la tripa irá desapareciendo.

mamá abraza a recién nacido

El sangrado postparto

Sin importar si has dado a luz vaginalmente o por cesárea, durante el postparto sangrarás. Los loquios del posparto están conformados por el revestimiento uterino y se eliminan durante entre 2 y 8 semanas, dependiendo de la mujer.

Verás que manchas con sangre de color rojo oscuro hasta que, finalmente, se volverá rosada. Para contener el sangrado, nada mejor que optar por compresas pensadas para esta etapa de tu vida.

Nota: si notas que el sangrado aumenta en lugar de disminuir, te sientes débil o la sangre se ve de un color rojo llamativo, acude al médico para corroborar que no estés padeciendo de una hemorragia postparto.

Las molestias mamarias

Siempre vemos las fotos de las madres amamantando a sus pequeños y suspiramos. Nos parece una imagen dulce, y lo es… pero también es una imagen idealizada de la maternidad. La lactancia materna es un camino arduo que para algunas mujeres es más sencillo que para otras.

No obstante, todas las mujeres suelen padecer de congestión mamaria. Tres días después del parto, “sube la leche”. Esto significa que los senos se llenan de leche materna para amamantar al bebé. Entonces, se notan pesados, calientes en algunos casos, y muy pero que muy sensibles. La mejor manera de aliviar el dolor es amamantar a tu pequeño.

La lactancia a demanda es buena para tu hijo (por eso, es tan recomendada) y buena para ti. Deja que tu hijo mame todo lo que quiera, sentirás cómo los senos dejan de molestarte poco a poco.

Las molestias vaginales

Si has tenido un parto vaginal, es posible que te hayan realizado una episiotomía o que tengas un pequeño desgarro. En cualquier caso, sentirás cierta molestia en la zona. Lo cierto es que durante el postparto es habitual tener algunos pequeños dolores vaginales.

Utiliza ropa suave y de algodón, cambia las compresas regularmente y utiliza terapia de frío o calor, según la recomendación de tu médico.

Las molestias tras la cesárea

Las primeras 48 horas tras la cesárea son bastante dolorosas… Algunas mujeres experimentan molestias durante entre 4 y 6 semanas. En estos casos, es recomendable realizar actividad física ligera y evitar los movimientos bruscos.

cesárea

Ir al baño tras el parto

Pocas cosas son tan comunes como el estreñimiento tras el parto. ¿Lo sabías? Beber mucha agua y realizar un poco de actividad física suave puede ayudar a mejorar el tránsito intestinal. También puedes comer alimentos con fibra y si esto no ayuda, consulta con el médico para ver si puede indicarte un laxante adecuado para ti.

El cansancio se hace presente

¿Te acuerdas del cansancio de los tres primeros meses del embarazo? El cansancio postparto es similar y ¡es lógico! Tu cuerpo ha hecho un esfuerzo sin precedentes durante los últimos 9 meses y, ahora, está agotado. Descansa todo lo que te sea posible. Para ello, ¡pide ayuda a tu pareja, familiares y amigos!

El aumento de la sudoración

¿Sientes que sudas más que antes? Esta es una sensación que experimentan muchas mujeres tras el parto. Se cree que se relaciona con el aumento de agua en el cuerpo durante el embarazo. No te preocupes: tras algunas semanas, el líquido se habrá eliminado y todo volverá a la normalidad.

Las estrías se aclaran

Al estirarse la piel, es normal que aparezcan marcas. Las temidas estrías suelen verse de color rojizo sobre la piel. Tras el parto, las mismas comienzan a cambiar su coloración. Así, se aclaran y comienzan a pasar más desapercibidas, aunque no desaparecen por completo.

Tu cuerpo durante el postparto vive muchísimos cambios. Poco a poco, volverá a su función anterior al embarazo, aunque es posible que no vuelvas a tener el mismo cuerpo que antes. Abraza los cambios, ámate como eres y cuídate. Antes eras hermosa, y ahora lo eres aún más porque tu cuerpo tiene las huellas de haber dado vida a lo que más amas en el mundo.

Se acerca ese día tan esperado...
¿Ya lo tienes todo a punto?

Empieza tu lista