Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

31 semanas de embarazo

A partir de las 31 semanas de embarazo, los cambios en tu hijo se refieren principalmente a su tamaño y peso. Sus órganos ya se han desarrollado y continúan su maduración para funcionar por sí solos tras el parto, como es el caso de los pulmones.

Por otra parte, durante el tercer trimestre de embarazo es posible que vuelvas a sentir cansancio y diferentes molestias relacionadas con el aumento de tu abdomen. ¿Tienes curiosidad por descubrir qué te depara esta semana?

31 semanas de embarazo: el bebé

Durante las 31 semanas de embarazo, no se producen grandes cambios a nivel interno. De hecho, los mayores cambios en el desarrollo de tu hijo se han producido durante los anteriores dos trimestres del embarazo.

A lo largo de estas últimas semanas, los diferentes órganos continuarán su maduración a través de la práctica de sus funciones dentro de tu útero. El sistema urinario, por ejemplo, trabaja a un ritmo vertiginoso. Los riñones filtran la sangre y eliminan los desechos a través de la orina que termina formando parte del líquido amniótico. ¿Una curiosidad? Tu hijo produce alrededor de 1/2 litro de orina al día.

Por otra parte, tu pequeño traga pequeñas porciones de líquido amniótico para poner a prueba sus sistema digestivo. Cuando hay un exceso de líquido en el saco amniótico, significa que el bebé no está tragando normalmente o que existe una obstrucción gastrointestinal; en cambio, si el líquido es escaso, podría indicar que el bebé, por algún motivo, no está orinando normalmente. Por eso, el médico corroborará la cantidad de líquido amniótico presente en tu tripa en cada ecografía.

A estas alturas, sus pulmones pueden hincharse casi por completo y una secreción llamada surfactante evita que se peguen y colapsen. Si bien el feto genera surfactante de manera regular, aún no es suficiente para garantizar la respiración independiente en caso de parto prematuro. No obstante, podría respirar sin complicaciones con ayuda mecánica.

A nivel externo, su tripita continúa redondeándose a causa de la grasa subcutánea. Esta sustancia también hace que la piel se vea más rosada. ¡Tu hijo se ve cada vez más como el bebé que sueñas!

Al finalizar las 31 semanas de embarazo, tu pequeño ya no es tan pequeño. Tu bebé mide aproximadamente unos 40 centímetros de la cabeza a los pies y pesa 1,7 kilos. Aún le queda mucho por engordar y crecer antes de refugiarse en tu brazos.

semana 31 embarazo

31 semanas de embarazo: la madre

Durante las 31 semanas de embarazo, la mayoría de las embarazadas se sienten aún en plena forma, más allá de ciertas molestias. Es probable que comiences lentamente a notar que te falta un poco el aliento; esto se debe a que tu útero se ha expandido y ha comprimido tus órganos para ganar espacio. Esta situación sumada al aumento de la producción sanguínea pueden dificultar tu respiración. Toma descansos regulares y evita realizar excesos físicos.

Otro malestar habitual es la pesadez de piernas y el dolor de espalda, además de la temida retención de líquidos. Te recomendamos evitar pasar tanto largos periodos de pie como largos periodos sentada. Lo ideal es que te muevas al menos una vez por hora, cambiando de posición.

En cuanto a la retención de líquidos, si notas que se hinchan tus manos y dedos y no se desinflaman, consulta con tu médico porque podría ser un síntoma de preeclampsia. Para aliviar la retención, bebe abundante líquido y pon las piernas en alto.

A pesar del cansancio, sigue siendo aconsejable que te mantengas activa con ejercicio moderado pensado para embarazadas. Un paseo por el parque o una actividad como el yoga o la natación para embarazadas es ideal para aliviar los dolores y la tensión.

A partir de las 31 semanas de embarazo es posible que notes que tu pecho se prepara para la lactancia. Algunas mujeres ya notan la secreción de calostro, una sustancia dorada que será el primer alimento del bebé. Si aún no tienes esta secreción, no te preocupes: ya aparecerá. 

Por otra parte, quizá sientas que tu vulva ha cambiado. El tamaño de tu hijo y de tu útero generan presión sobre tu pelvis y causan que el flujo sanguíneo se ralentice. Eso, sumado al aumento del flujo de sangre, pueden generar inflamación en la vulva. La situación es normal y no debería generar molestias.

Finalmente, el médico te recomendará realizar entre las 31 semanas de embarazo y las 34 semana de embarazo la ecografía del tercer trimestre. El objetivo de la misma es determinar el crecimiento del feto, así como su posición (si se encuentra en posición cefálica, preparado para nacer; en posición podálica, con la cabeza en la parte alta de tu vientre; o en posición transversa; es decir, acostado en tu tripa).

Checklist semana 31

  1. Infórmate sobre la cita para la ecografía del tercer trimestre.
  2. Descansa todo lo que puedas y pon las piernas en alto para aliviar los malestares.
  3. Si tienes acidez, prueba bebiendo agua con gas con hielo y un trozo de limón dentro.
  4. ¿Aún no sabes cómo son las contracciones de parto? Infórmate.
  5. Participa en un curso de preparación al parto y practica en casa las respiraciones. Si te surgen dudas, toma nota de ellas y pregúntalas en tu próxima reunión.
  6. ¿Celebrarás un baby shower? Es el momento de decidirse y de poner fecha, preferentemente entre las semanas 35 y 37.
  7. Comparte con tus familiares y amigos tu lista de nacimiento para que comiencen a llover los regalos.

Las 31 semanas de embarazo marcan el inicio de la recta final. Aún queda mucho por delante, pero las sensaciones de que el bebé está al caer son cada vez más palpables. Prepara su habitación y revisa el listado de los objetos que necesitas para su llegada. Y sobretodo: ¡disfruta!

Tu lista universal con lo mejor de cada tienda
Crear mi lista