Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

32 semanas de embarazo

Si estás de 32 semanas de embarazo significa que ya has llegado al octavo mes. Es, realmente, la recta final. Seguramente te parezca extraño pensar que en alrededor de 2 meses tendrás ya a tu hij@ en casa.

¿Has preparado su habitación? ¿Aún te quedan cosas por comprar? Es hora de ponerse manos a la obra y finalizar la lista de nacimiento, preparar el bolso del hospital, terminar el curso de preparto y ¡disfrutar de lo que queda!

32 semanas de embarazo: el bebé

A partir de ahora tu bebé engordará y crecerá, además de recibir los toques finales para que tu obra maestra deslumbre a todo el mundo, incluso a ti. Si tuvieses la oportunidad de asomarte a tu vientre a través de tu ombligo en las 32 semanas de embarazo verías que tu pequeño ya tiene cabello, cejas e, incluso, pestañas.

Es posible que aún queden rastros del lanugo, el vello que se origina durante el segundo trimestre para proteger su cuerpo. No obstante, éste está cayendo y, probablemente, no queden vestigios para el momento del nacimiento.

Básicamente, tu bebé se ve igual que cuando nacerá, aunque más pequeño. Al observar sus manos, podrías detectar que tiene incluso uñas y que estas llegan a la punta de los dedos. No es difícil entender, entonces, por qué es posible que tu pequeño pueda arañar desde el momento mismo del parto. 

Como ha crecido mucho, tu pequeño tiene cada vez menos espacio en el útero, por lo tanto cuando se mueve, es posible que sientas sus estiramientos de forma brusca y enérgica. 

A nivel interno, los órganos siguen madurando. Llegado el caso en que se produjese un parto prematuro, tu hijo ya tiene unas probabilidades de más del 90% de supervivencia, aunque debería recibir corticoides para terminar el desarrollo pulmonar.

Al término de las 32 semanas de embarazo, tu hijo medirá unos 43 centímetros de la cabeza a los pies y pesará 1,9 kilos. ¡Tenemos que empezar a combinar cosas para darte una idea de su tamaño!

32 semanas de embarazo

32 semanas de embarazo: la madre

En las 32 semanas de embarazo, pueden aparecer las temidas (y odiadas) hemorroides. Si bien es cierto que no todas las mujeres las padecen, una gran proporción de embarazadas las sufren. Las hemorroides son dilataciones de las venas del recto que se producen por la disminución del retorno venoso causado por la presión que ejerce el útero. 

Si sientes picazón en el ano, tienes dificultad para evacuar, sientes dolor al hacerlo o notas un poco de sangre en el papel higiénico, consulta con tu médico para que te recete una crema para las hemorroides y te indique cómo puedes modificar tu dieta para evitar el estreñimiento y aliviarlas.

Recuerda que el estreñimiento implica que debes realizar un mayor esfuerzo para evacuar y, esto es justamente lo que puede llevar a tener hemorroides.

A partir de este momento, se recomienda realizar masajes en el periné. Estos ayudan a disminuir la tasa de episiotomías y desgarros en los partos vaginales. Para ello, puedes comprar un aceite para masaje de periné o un aceite de rosa mosqueta y realizar presión suavemente en la horquilla vulvar, la zona de la vulva que se encuentra más cerca del ano. Así, mejorarás la elasticidad de los tejidos, algo fundamental para el parto.

Checklist semana 32

  1. Si aún no te has hecho la ecografía del tercer trimestre, es momento de llevarla a cabo,
  2. Recuerda beber más de 2,5 litros de líquidos al día para prevenir el estreñimiento. Esto, además, ayuda a prevenir la retención de líquidos.
  3. Organiza la habitación del bebé y piensa si colocarás la cuna en tu habitación, dónde y en qué orientación.
  4. Si piensas amamantar o aún no lo tienes claro, ha llegado el momento de buscar orientación. Infórmate sobre la lactancia. Para ello, habla con otras madres y con especialistas en lactancia.
  5. La hinchazón de manos, dedos o rostro puede ser síntoma de preeclampsia. Si padeces de hinchazón, consulta con tu médico.
  6. Continúa llevando una vida saludable con alimentación basada en verduras y frutas, y ejercicio físico regular; por supuesto, adaptado a la etapa de tu gestación.
  7. Lleva a cabo todos los días los ejercicios de Kegel para fortaleces tu perineo. Esto te ayudará durante el parto y tras el mismo.
  8. Ha llegado el momento de compartir tu lista de nacimiento y disfrutar de tu baby shower si es que deseas uno.
  9. ¿Aún no has determinado quién cuidará a tus hijos mayores? Piénsalo, ya no queda tanto tiempo para que llegue el bebé.

Tu tripa de 32 semanas de embarazo es grande y voluminosa, lo cual puede hacerte sentir un poco torpe. No te sientas mal: nos pasa a todas las mujeres. Disfruta de esta etapa y de tus curvas. Verás cómo las extrañarás en unos meses.

Tu lista universal con lo mejor de cada tienda
Crear mi lista