Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

Guía rápida de los pañales reutilizables

En la actualidad, cada vez más familias deciden abandonar el uso de pañales desechables en pos del uso de pañales reutilizables pero ¿sabes lo suficiente al respecto?

Lo cierto es que utilizar pañales de tela contribuye a cuidar el medioambiente. Recordemos que los pañales se fabrican con celulosa y plástico, y que cada uno tarda cientos de años en degradarse. Piensa en el número de pañales que gasta tu bebé, el impacto no es pequeño… ¿podrías valorar cambiar? Te damos la información que necesitas saber.

Tipos de pañales reutilizables

Antes de contarte cuáles son los diferentes tipos de pañal entre los que puedes escoger, es importante que comprendas que los pañales reutilizables se componen de dos partes: una absorbente y otra impermeable. Algunas marcas ofrecen también forros, que son unos insertos que pueden incluirse para recoger las caquitas y facilitar la limpieza general del pañal.

Aunque no los creas, los pañales reutilizables funcionan igual que los desechables: no se producen ni más fugas ni hay más olores indeseables que usando los que puedes conseguir en cualquier supermercado. Esto no es un dato menor porque es lo primero que pensamos todos los papás novatos en esta temática.

Ten en cuenta que mientras el absorbente está en contacto con las cacas y el pipí de tu hijo, la parte impermeable protegerá la ropa. ¿Se proyectan olores? Claro que sí, igual que con los desechables. ¿Hay fugas? Puede pasar, pero depende de cómo coloques el pañal igual que con uno desechable.

Ahora bien, como nada en el mundo de la puericultura es tan sencillo como parece, analicemos ahora las diferentes tipologías que puedes encontrar en el mercado.

cajón con pañales preparados

Pañal todo en uno

Este tipo de pañal está compuesto, como su nombre indica, de una única pieza que aúna el absorbente y el impermeable. Básicamente, la parte absorbente está cosida al cobertor impermeable, algo que implica lavar cada vez que se cambia el pañal para evitar la dermatitis del culito del bebé.

Estos modelos tienen, al igual que los pañales desechables, barreras antifugas y una banda de velcro para adaptar la cintura al contorno del pequeño.

No obstante, al tratarse de un pañal con bastante tela, suele tardar más en secarse que otras variedades. Además, es necesario contar con una buena cantidad, ya que se usa y se lava. 

Pañal todo en dos

Esta variedad es similar a la anterior, pero en este el absorbente se engancha al impermeable con botones a presión. Esto permite que se lave solamente el absorbente y el cobertor se continúe utilizando. 

Además de la ventaja que implica lavar solamente una parte, al tratarse de un pañal más fino que el anterior se seca más rápido. Por supuesto, los absorbentes varían en materiales; entre los cuales es posible encontrar microfibra, cáñamo, algodón y bambú.

Pañales rellenables

En este tipo de pañal, el absorbente se coloca dentro de un bolsillo interno existente en el cobertor impermeable. Al igual que los pañales todo en uno, deben lavarse cuando se manchan como un todo, ya que el bolsillo interno se mancha. 

No obstante, se secan más rápido que los todo en uno y la gran ventaja es que el absorbente no está en contacto directo con el culito del bebé, algo que ayuda a evitar la dermatitis del pañal. Eso sí, ten en cuenta que debe rellenarse cada vez que lo uses.

Sistema de dos piezas

Los llamados sistemas de dos piezas, como los pañales todo en dos, cuentan con un cobertor y un absorbente por separados. La diferencia es que, mientras que el todo en dos es un único pañal que incluye un absorbente que se une al pañal con un sistema de botones, en el sistema de dos piezas, el absorbente tiene forma de pañal. Imagínate un pañal de toalla y encima colocas otro pañal pero esta vez de una tela impermeable. 

El cobertor puede reutilizarse tras cada cambio y el secado del pañal es mucho más rápido que en el todo en uno. No obstante, no es fácil de colocar en bebés mayores y movedizos porque cobertor y absorbente deben ponerse el uno sobre el otro por separado.

Pañales ajustables

El concepto es pràcticamente igual al de los pañales desechables. En este caso, el absorbente no es una compresa como la que usarías en un pañal rellenable, sino que es un pañal completo. Es necesario cubrirlos con un cobertor impermeable. 

Son muy fáciles de colocar. Por lo general, tienen una excelente absorción y se los recomienda para la noche.

Tipos de absorbentes

Ya hemos visto cuáles son los tipos de pañales reutilizables pero ¿y los absorbentes? Esta parte es sumamente importante porque es la que le da la funcionalidad al pañal.

Los absorbentes pueden ser de los siguientes materiales:

  • Gasa: es la opción más económica y rápida de secar. Sin embargo, suelen abultar mucho.
  • Toalla fina: suelen ser de algodón, tanto normal como orgánico. Secan rápido y abultan menos que la gasa.
  • Microfibra: se pueden encontrar simples o dobles. Abultan poco, secan rápido, son suaves y se limpian bien.
  • Cáñamo / algodón: son muy absorbentes, se limpian bien y abultan poco. Hay que cuidarlos, ya que las altas temperaturas en el lavado pueden encoger estos absorbentes. Por otra parte, con el lavado pueden quedar un poco tiesas; por lo tanto, se recomienda su uso para pañales rellenables.

¿Cómo elegir el pañal reusable?

La elección es muy personal: tienes que tener en cuenta tus necesidades particulares. Todo dependerá de cuál es tu foco de preocupación.

En el caso de que no tengas lavadora en casa o tu ciudad sea muy húmeda, lo mejor es evitar el pañal todo en uno y elegir uno que se seque más rápido. 

Si estás haciendo la transición entre pañales desechables y de tela, el todo en uno y el pañal ajustado son las mejores opciones al colocarse de manera similar al pañal desechable.

Para quienes busquen cuidar su bolsillo, el todo en uno resulta más asequible. Eso sí: recuerda que tarda en secarse, es decir que deberás comprar varios, muchos, probablemente.

Como ves, todo depende de tus necesidades y deseos. ¿Una recomendación? Si puedes, incluye forros en tu compra: estos protegerán al pañal y harán más fácil limpiar las caquitas.

Cómo hacer la transición de pañales desechables a pañales reutilizables

Cambiar de pañales desechables a reutilizables no tiene por qué ser brusco ni de un día para el otro. Puede ser una transición más tranquila, sobre todo si te han regalado pañales desechables y no deseas desperdiciarlos.

¿Cómo puedes hacerlo? Muy sencillo: reemplaza un pañal descartable al día. Si realizas un uso mixto, ya reducirás de manera importante la cantidad de basura y, por ende, la contaminación ambiental que generas.

Por otra parte, esto te permitirá probar diferentes pañales reutilizables y escoger el que mejor se adapte a tu pequeño y al uso que le das. Ten en cuenta que puede ser que un modelo te resulte más práctico que otro o que tu hijo se sienta más cómodo con un corte determinado de pañal.

En el momento de terminar la transición, deberías tener al menos 12 pañales de tela y la posibilidad de lavar cada día. Lo ideal sería tener unos 20 o 25 para no tener que preocuparte si algún día no tienes la posibilidad de lavar o si los pañales no han llegado a secarse totalmente.

¿Qué piensas? ¿Te animas a pasarte a los pañales reutilizables? 

Tu lista universal con lo mejor de cada tienda
Crear mi lista