Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

Cosas a saber y a tener para portear a tu bebé en verano

bebé recién nacido tendido con la manita arriba

¿Tienes en mente portear a tu bebé en verano? Tranquila: no es una locura. El porteo es posible durante todo el año, sin importar el clima. No obstante, deberías tomar en consideración algunos consejos para hacerlo sea cómodo y seguro tanto para ti como para tu hijo.

¿Por qué portear a tu bebé en verano?

Puede parecer una locura porque ¿no sudará más el bebé estando sobre ti? Pues no. Lo cierto es que los pequeños no pueden autorregular correctamente su temperatura. Por este motivo, resulta tan importante mantenerles bien abrigados cuando son recién nacidos.

Lo mismo sucede durante el verano. Su cuerpo puede aumentar de temperatura mucho más rápido que el cuerpo de los adultos. Sin embargo, si llevas a tu bebé contra tu cuerpo, ayudarás a que su regulación corporal se adecúe a la tuya y, por lo tanto, evitarás que se caliente de forma excesiva.

mamá en la playa con su bebé

Los mejores consejos para portear a tu bebé en verano

Así como te decimos que es posible portear a tu bebé en verano sin morirte de calor, te aseguramos que para lograrlo debes tomar en consideración algunas cosas. Continúa leyendo y toma nota:

Elige un portabebés adecuado para el verano

El portabebés estrella del verano es la bandolera. Esta tiene solo una capa de tela y ocupa un único hombro de la persona que portea, esto hace que sea menos calurosa que otras opciones como el fular.

Ahora bien, más allá del modelo de tu portabebés, debes tomar en consideración el material. Durante los meses estivales, lo mejor es optar por telas frescas como el algodón, el lino, el jacquard, el cáñamo o el bambú. Si piensas ir a la piscina o a la playa, puedes incluso optar por versiones aptas para el agua, como la bandolera de malla de Amarsupiel.

¿Esto significa que no puedes utilizar un fular o una mochila portabebés durante el verano? Claro que no. La bandolera es la opción más fresca, pero también pueden utilizarse otros portabebés. En el caso de que te guste el fular o la mochila, busca opciones de telas livianas. Mira, por ejemplo, el fular de bambú de Koala Babycare o el mei tai (similar a una mochila, pero de tela) de Amarsupiel.

Bandolera de malla portabebés
botón

Utiliza protección solar

Durante el verano, es muy importante que tanto tú como tu pequeño utilicéis protección solar. No obstante, los médicos pediatras recomiendan utilizar crema solar a partir de los 6 meses. Antes, es imprescindible que cubras a tu pequeño con ropa de algodón liviano de mangas largas y colores claros.

No olvides el gorro

Un error bastante común es olvidar proteger la cabecita del bebé. Recuerda que el sol puede dañar su suave y tierna piel, así que asegúrate de colocarle a tu hijo un pañuelo,  un gorro o una gorra. Esto puedes dejarlo de lado si tu portabebés tiene una protección para sol (estilo capucha) y no te olvidar de utilizarla.

Evita el exceso de ropa

Al estar encima tuyo, tu bebé recibirá el calor de tu cuerpo y tú, el de él. Asimismo, el portabebés implica una capa extra de ropa, ¡no te olvides de eso! Por ello, es vital que no te pases con la ropa y que escojas bien los materiales. El algodón fino es transpirable y más fresco que otras telas.

Boba Wrap clásico: fular elástico portabebés
botón

No al piel con piel

En HelloBB, somos creyentes de las bondades del piel con piel, pero no durante el verano y con el portabebés. ¿Por qué? El contacto de una piel con la otra puede generar rozaduras y mayor producción de sudor y sensación de calor.

Presta atención a la hidratación

Durante los días de verano es fácil perder líquidos a través del sudor. Recuerda dar de mamar o el biberón a tu hijo cuando tenga sed. Si ya has iniciado la alimentación complementaria, no te olvides su vaso de agua. Ni tampoco el tuyo. Tú también debes cuidar tu hidratación.

Evita las horas de mayor calor

Este es un consejo que deberías tener en cuenta siempre, no solo para portear a tu bebé en verano. Evita salir a la calle durante las horas de mayor calor. Cuida a tu hijo evitando su exposición solar cuando los rayos solares hacen más daño.

Ahora ya sabes cómo portear a tu bebé en verano con seguridad. ¿Vas a hacer la prueba? No olvides ninguno de estos consejos y disfruta del paseo.

Se acerca ese día tan esperado...
¿Ya lo tienes todo a punto?

Empieza tu lista