Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

Los mejores trucos de supervivencia para embarazadas

El embarazo es una época hermosa de la vida pero, en algunos momentos, los cambios corporales y las molestias le quitan un poco de brillo. Lo cierto es que en esos momentos hace falta conocer los mejores trucos de supervivencia para embarazadas. ¿Te preguntas de qué estamos hablando? Continúa leyendo para descubrirlo. ¡Te encantarán estas ideas o hacks!

Los 11 mejores trucos de supervivencia para embarazadas

¿Sabías que no es necesario gastar un dineral para estar cómoda y a la última moda? ¿Es posible realizar pequeños ajustes a tus cosas de siempre para que te sirvan a lo largo de la gestación? Claro que sí y de eso hablaremos a continuación.

Descubre esos trucos de supervivencia para embarazadas que te harán la vida más fácil (y menos cara). Llámalos como quieras: hacks, ideas, truquillos… de lo que estamos seguros es de que te robarán una sonrisa y te vendrán de perlas.

Aceite de oliva para hidratar la piel

Imagina que te despiertas en medio de la noche, con malestar por la picazón de tu abdomen, solo para descubrir que ¡no queda nada de tu aceite hidratante ni de tu crema para embarazadas! Seguir durmiendo parece imposible, ¿verdad? Tranquila, siempre puedes utilizar un poco de un buen aceite de oliva para hidratar tu piel. ¡Verás que la picazón desaparece al instante!

Los estudios científicos (1) afirman que el aceite de oliva tiene propiedades antiinflamatorias, hidratantes y calmantes. Por otra parte, cuenta con antioxidantes que protegen la piel de envejecimiento prematuro y, además, no genera efectos secundarios. ¿Te hemos convencido?

aceite de oliva para hidratar

Agrandar los vaqueros

¿No quieres comprar aún vaqueros premamá? Extiende la vida útil de tus vaqueros de toda la vida con este sencillo truco que está entre nuestros preferidos. Solamente necesitarás una gomita de pelo (elástica). Ponte el vaquero y no intentes cerrarlo. Solamente, pon la gomita alrededor del botón y coge el otro extremo. Pasa el segundo extremo por el ojal (de adentro hacia afuera) y engancha nuevamente la gomita en el botón. ¡Listo! El vaquero quedará levemente abierto, pero bien sujeto. Si lo usas con una sudadera o una camiseta grande, ¡nadie lo notará!

Extiende los sujetadores

En algún momento, deberás invertir en nuevos sujetadores. Sin embargo, puedes extender la vida útil de los tuyos comprando extensores de sujetadores. Suelen ser muy económicos y te permitirán usar tus sujetadores hasta que realmente sepas cuánto crecerán tus pechos y el contorno de tu cuerpo, y puedes comprar la talla adecuada.

Cordones elásticos para tus zapatos

Atarse los cordones puede ser una verdadera odisea durante el tercer trimestre del embarazo y tener que pedir ayuda cada vez termina resultando molesto. ¿La solución? Compra unos cordones “sin nudos”, conocidos como X-pand, para evitar tener que estirarte (a veces sin éxito) para atar tus zapatillas.

Soporte para tu tripa

Muchas mujeres compran bandas abdominales para embarazadas que permiten sostener el peso de la tripa, pero esto no será necesario si en casa tienes cinta kinesiológica. Vale, lo sabemos, no todo el mundo tiene este elemento en casa para llevar a cabo este hack, pero si es tu caso: ¿a qué esperas? Solamente deberías colocar unos trozos en la parte baja del abdomen y hacia arriba. Tu médico puede ayudarte la primera vez, hasta que aprendas cómo hacerlo correctamente.

baño de pies

Baños de pies con agua y sal

El viejo truco de las abuelas ¡sirve de verdad! Cuando sientas tus pies y tobillos hinchados, no lo dudes y prepara un baño con agua tibia y sal. Verás cómo se recuperan inmediatamente. Otra opción es usar sales de Epsom, un ingrediente con probadas propiedades antiinflamatorias (2).

Botiquín de primeros auxilios

Llevar contigo un pequeño botiquín te ayudará a sobrellevar algunos malestares. En el mismo, puedes guardar caramelos de jengibre para las náuseas, antiácidos para la acidez y el reflujo gastroesofágico, frutos secos para el hambre repentina (y también contra las náuseas), aceite de lavanda para ayudar a relajarte o si te baja la tensión y, por supuesto, algún pequeño capricho que te salve de los antojos.

Disimular las canas o las raíces

Teñirse durante el embarazo ¡está prohibido! Y entonces ¿qué puedes hacer para verte y sentirte bien? Prueba lavándote el pelo con limón para aclarar tu pelo y disimular raíces o canas. Otra buena opción es aplicar henna, una sustancia natural que te oscurecerá el pelo.

Mantén siempre cerca un aperitivo saludable

Y cuando decimos siempre nos referimos a ¡siempre! Tener unos frutos secos, una barra de granola y un vaso de agua en la mesa de noche puede evitar que debas levantarte para ir a la cocina. Esto también vale para la época de lactancia, cuando en medio de la noche tengas mucho apetito mientras le das de mamar a tu bebé.

Por otro lado, recuerda evitar cualquier tipo de comida inadecuada para tu estado.

Solución anti-náuseas

Muchas mujeres aseguran que la lima (o el jengibre) alivian sus náuseas matutinas. ¿Qué te parecería tener listos unos helados de agua en el refrigerador? Solamente debes prepararlos con agua y lima o infusión de jengibre y tenerlos listos para el desayuno. Como este es un tema de preocupación común, hemos escrito un artículo dedicado especialmente al tema.

agua con limón

Crea una banda cubre cinturilla

¿No quieres investir en camisetas premamá? Utiliza camisetas amplias, oversize como se llaman ahora, que podrás continuar utilizando tras el parto y para evitar que la tripa se vea, elabora una banda cubre cinturilla. Solamente necesitas una tela ancha que puedas coser en forma de banda (lo ideal es que sea elástica). Esta te servirá para tapar tu tripa y donde termina la camiseta y, también, para cubrir el truco del vaquero que te contamos antes.

¿Qué te han parecido estos trucos de supervivencia para embarazadas? Nosotras los hemos utilizado todos y ¡nos han sido sumamente prácticos!

Se acerca ese día tan esperado...
¿Ya lo tienes todo a punto?

Empieza tu lista