Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

Los mejores cojines de lactancia

recién nacida mamando

La lactancia es uno de los momentos más especiales de la maternidad, pero también de los más complejos. Nadie nos avisa de que dar de mamar es más difícil de lo que se cree. De hecho, mucho se habla del parto pero poco de la lactancia. Contar con pequeñas ayudas para facilitar la situación te quitará un peso de encima.

Hoy te hablaremos de los cojines de lactancia, que básicamente son cojines, valga la redundancia, diseñados específicamente para adaptarse al cuerpo de la madre y del bebé y ayudar de manera fisiológica en el momento de dar el pecho. Por supuesto, como suele suceder siempre que hablamos de puericultura, existen diferentes modelos y elegir el ideal para ti puede ser un poco complejo. ¿Vamos allá?

‍¿Necesito un cojín de lactancia?

Lo cierto es que puedes utilizar una almohada o cualquier otro cojín. Sin embargo, el cojín de lactancia te da un excelente soporte para los brazos y, además, tiene otros usos como reducir el tamaño de la cuna durante los primeros meses, haciendo que el bebé se sienta más arropado (como en el vientre de mamá) y servir como soporte cuando el pequeño comienza a sentarse.

En fin, un cojín de lactancia es un producto que no resulta extremadamente caro y que tiene una función práctica inigualable. Utilizándolo le darás estabilidad a tus brazos, ayudarás a mejorar la posición para que el bebé se coja mejor al pecho y reducirás la tensión en tu cuello, tus brazos y tu espalda. Además, algunos modelos pueden utilizarse para dormir durante el embarazo, alivianando la presión en la columna y mejorando la postura cuando el vientre ya es grande.

‍Modelos de cojines de lactancia

Los dos modelos existentes son en forma de «U» y en forma de churro. El primero se asegura a la cintura de la madre por la parte abierta y se ajusta perfectamente al contorno de su cuerpo. Luego, el bebé se coloca encima del mismo. Existen diferentes tamaños, por supuesto, y algunos incluso tienen un apoyacabezas. Se trata de una opción de tamaño bastante reducido y, por lo tanto, puede llevarse durante las vacaciones con bastante comodidad.

Los cojines en forma de churro parecen una serpiente. Se caracterizan por tener un relleno más blando que los cojines en «U» y, así, son más adaptables. No obstante, ten en cuenta que su tamaño es mucho mayor y, por lo tanto, son más difíciles de transportar. La gran ventaja que tienen con respecto a los anteriores es que pueden utilizarse durante el embarazo para dormir de lado de forma más cómoda y ergonómica.

Por otra parte, debes tomar en cuenta los rellenos, ya que los hay más firmes (de poliéster o espuma) o menos firmes (de perlas), y el material de la funda. En este último punto, podrás escoger entre poliéster y algodón. Estos últimos suelen ser más suaves y transpirar mejor.

Los mejores cojines de lactancia

A continuación, te presentamos una selección de los mejores cojines de lactancia disponibles en el mercado. Las opciones son múltiples. Nosotros hemos escogido diferentes modelos para que puedas escoger el que más se adapte a tus necesidades y presupuesto.

Almohada de lactancia grande

Babymoov ha diseñado un práctico cojín de tamaño grande con suficiente consistencia para amoldarse al cuerpo de la madre y del bebé. Su relleno es de bolitas, lo que le permite adaptarse bien a todas las posiciones de la toma.

Su tamaño y forma permiten usarlo para dormir, durante el embarazo, y para amamantar, después.

Almohada de Lactancia Babymoov Doomoo
botón

Cojín de maternidad evolutivo

La propuesta de Vertbaudet consiste en un cojín con dos partes, un cojín, que sería lo que se usaría normalmente y un puf. La idea es que cuando el bebé crezca, se pueda usar para sentarlo. Con 160 cm de largo, es de dimensiones más que correctas.

Cojín de maternidad evolutivo
botón

Cojín maternal extragrande

Este cojín de tamaño gigante es perfecto para utilizar durante el embarazo para mayor comodidad y bienestar. Además, envuelve al bebé durante la lactancia brindando soporte e intimidad para la mamá y su pequeño.

Lo que más nos ha gustado es el estilo de su funda exterior. Además, puede retirarse para lavarse y la cremallera está oculta para evitar el roce con la suave piel del bebé.

Cojín de lactancia XL Zebra
botón

Cojín bio de pic Bear

Si te preocupa el medioambiente y optas siempre por las versiones respetuosas con él, este cojín de lactancia de pic Bear te encantará. Esta relleno de microperlas EPS y recubierto con una funda de algodón 100% orgánico. Tiene certificado TÜV, lo cual es una gran ventaja. Asimismo, está disponible en una enorme variedad de colores.

Koala Babycare

Otro de los cojines de lactancia preferidos de las usuarias es el de la marca española Cambrass. Se trata de un cojín de calidad, suave y con un buen relleno, y a buen precio.

Cojín de Lactancia Star Cambrass

botón

Cojín Theraline

Otra de las marcas que sobresale por su diseño es Theraline. La empresa utiliza materiales libres de tóxicos, por supuesto, y ofrece gran calidad y acabados perfectos. Este modelo serpiente tiene una funda extra suave con una cremallera posterior y un relleno adaptable con abertura de seguridad.

Chicco Boppy

Este cojín de lactancia en forma de «C» es pequeño y muy manejable, perfecto para que lo lleves siempre contigo. Su relleno es firme y no pierde forma con el paso del tiempo, con lo cual ¡podrás usarlo para más de un bebé!

Chicco Boppy
botón

Cojín de lactancia para gemelos

Si estás esperando gemelos, seguramente debas amamantar en tándem y para ello necesitarás un cojín especial que permita que ambos bebés mamen al mismo tiempo. Mimuselina ofrece un modelo muy confortable y con las dimensiones necesarias para que los pequeños y la mamá estén súper cómodos.

El relleno es de gomaespuma y la funda es 100 % algodón. Por supuesto, esta puede retirarse para su lavado.

Estos son algunos de los mejores cojines de lactancia que hemos encontrado en el mercado. ¿Ya tienes claro cuál es el tuyo?

Se acerca ese día tan esperado...
¿Ya lo tienes todo a punto?

Empieza tu lista