Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

Tipos de chupetes: lo que hay que saber

mamá acunando a un bebé que lleva chupete

¿Cuánto puede dar que hablar un chupete? Probablemente, más de lo que te esperas. Existen diferencias importantes que pueden hacer que tu peque lo ame o lo deteste. Por supuesto, la última palabra la tiene siempre él/ella.

Las partes de un chupete

En primer lugar, es importante hablar de las diferentes partes de un chupete para comprender en qué pueden variar. Básicamente, podemos hablar de que un chupete tiene tres partes:

  • Tetina: es la parte que el bebé coloca en su boca. Puede variar en forma y material.
  • Escudo o cuerpo: es la parte sobre la que está anclada la tetina. Puede variar en forma y material.
  • Anilla: puede o no estar presente.

¿Qué tipos de chupetes existen?

A la hora de elegir el chupete para tu bebé, deberás tomar en consideración el material, el formato y, por supuesto, la edad de tu hijo. Como te podrás imaginar, resulta difícil decirte de buenas a primeras cuántos tipos de chupetes existen, ya que cada material se puede asociar a diferentes formatos, con lo cual: ¡las opciones son múltiples!

Básicamente, los chupetes pueden ser:

  • de látex o caucho.
  • de silicona.
  • con tetina anatómica.
  • con tetina fisiológica.
  • con tetina redonda.
  • con cuerpo de silicona.
  • con cuerpo de plástico.
  • con anilla.

No obstante, también es posible encontrar en el mercado chupetes señalados como “chupetes para dormir” y los populares “chupetes termómetro”. Te contamos todo sobre cada uno de ellos a continuación.

Chupetes de látex o caucho

Estos son los chupetes más clásicos; de hecho, seguramente tu chupete era de este material. A simple vista, se ve la tetina de un color marrón claro. El látex es un material natural con gran resistencia, aunque es fácil que coja olores o desarrolle hongos. Por este motivo, se suele cambiar más a menudo que los chupetes de silicona.

Ahora bien, al tratarse de un material natural, es muchas veces el preferido de los bebés, ya que su textura se asemeja más al pecho materno. Mira este modelo de látex de Mam, por ejemplo.

Chupetes de silicona

Los chupetes de silicona pueden considerarse una evolución de los chupetes de látex. La tetina se ve transparente y eso puede dar mayor sensación de limpieza. No obstante, ten en cuenta que puede teñirse fácilmente con el color de los alimentos.

Su gran ventaja es su resistencia. Algunos chupetes de silicona tienen una textura más plástica que los de caucho, mientras que otros han refinado la textura para asemejarlos al pecho materno.

Chupetes con tetina anatómica

Cada pecho tiene un formato diferente y esto es natural. Las marcas que elaboran chupetes han intentado reproducir la forma del pezón  materno y han creado, así, la tetina anatómica. Se trata de una tetina que tiene forma de gota aplastada con una leve elevación de un lado.

Al colocarlo en la boca del bebé, la tetina del chupete hace un poco de presión en el paladar, similar a lo que sucede al amamantar al bebé. Un ejemplo de este tipo de chupete es el Nuk para recién nacidos.

chupete látex Nuk
botón

Chupetes con tetina fisiológica

Entre los tipos de chupetes, destacan los de tetina fisiológica por su tetina simétrica y plana que ejerce una presión mínima en el paladar. Si bien se trata de una tetina menos similar al pecho materno, algunos niños la encuentran más cómoda. Un ejemplo de esta tetina es la del chupete Suavinex fisiológico.

Chupete Fisiológico Silicona Premium Suavinex
botón

Chupetes con tetina redonda

En la actualidad, no son tan comunes, pero siguen estando vigentes. Eran mucho más usados en el pasado, pero es posible encontrarlos, principalmente en látex. La tetina llama la atención por mostrar una punta redondeada que recuerda a los chupetes de las muñecas. Un ejemplo de esta variedad es el chupete Bibs de tetina redonda.

Chupetes con cuerpo de silicona

Estos chupetes destacan por estar elaborados íntegramente en silicona. Es decir que son ¡todos de goma! De esta manera, el chupete es súper flexible. Por este motivo, algunos niños lo notan más cómodo en su boca. Por lo general, el cuerpo de estos chupetes suele ser más grande que el de los de plástico y de formato redondo. Un ejemplo de este tipo es el Chicco Physio Soft.

Chupete Silicona Physio Soft Chicco
botón

Chupetes con cuerpo de plástico

Los chupetes con cuerpo o escudo de plástico son los más habituales. La tetina, ya sea de látex o de silicona, se ancla sobre el cuerpo de plástico que puede ser más redondeado o tener una forma anatómica. La zona del cuerpo, por supuesto, no resulta flexible, pero la mayoría de los bebés lo sienten cómodo. Un ejemplo de esta variedad es el chupete Philips Avent clásico.

Philips AVENT chupete
botón

Chupetes con anilla

Algunos chupetes tienen una anilla que permite sujetarlos con un sujetachupetes para evitar su pérdida durante el paseo. La elección con o sin anilla es totalmente personal. Entre los ejemplos de este tipo se encuentra el chupete Suavinex anatómico.

Chupete Anatómico Silicona Suavinex
botón

Chupetes sin anilla

A diferencia de los anteriores, carecen de anilla y, por lo tanto, no pueden utilizar la mayoría de los sujetachupetes, aunque existen unos especialmente diseñados para estos modelos, como el broche cinta de Suavinex.

Broche Cinta Suavinex
botón

Chupetes para dormir

Básicamente, estos chupetes destacan por tener partes que brillan en la oscuridad. Esto facilita que lo encuentres cuando a tu hijo se le caiga, sin necesidad de encender la luz. Una buena opción es el Mam Night.

Chupetes termómetro

Tomar la temperatura de tu bebé puede ser muy difícil. Si bien durante los primeros meses los médicos recomiendan hacerlo de manera anal, a partir de los 4 meses podrías utilizar un termómetro chupete. Bebe Confort tiene un modelo a un precio muy asequible.

Termómetro Chupete Bébé Confort
botón

¿Qué tiene que ver la edad del bebé en la elección?

Ahora que ya conoces todos los tipos de chupetes, debes aprender cómo elegirlos acorde a la edad de tu hijo. Por supuesto, recuerda que es posible combinar diferentes tipos de chupetes. Así, podrás encontrar chupetes anatómicos de látex o de silicona, fisiológicos de látex o de silicona, con o sin anillas, por ejemplo.

Además, debes tomar en consideración la edad de tu hijo a la hora de comprar el chupete. Verás que cada marca señala la talla o edad recomendada. Así, hay chupetes para:

  • prematuros
  • recién nacidos o +0
  • tres meses o +3
  • 0 a 3 meses
  • 2 a 4 meses
  • 3 a 6 meses
  • seis meses o +6
  • un año o +12
  • para 18 meses o +18

¿Ya tienes en mente cuál de todos estos tipos de chupetes será el elegido? Probablemente, debas probar más de uno hasta que tu hijo decida cuál le gusta más. ¡Suerte con la elección!

Se acerca ese día tan esperado...
¿Ya lo tienes todo a punto?

Empieza tu lista