Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

Los mejores cubos apilables para tu bebé

bebé apilando cubos de tela

Apilar piezas para construir torres y otras estructuras es una forma genial de estimular la coordinación mano-ojo y la creatividad de tu peque.

Los cubos apilables son uno de esos juguetes tan sencillos y clásicos que todos los asociamos con la infancia y los primeros juegos de los bebés. En este artículo, los repasamos junto a ti y te damos algunas ideas y recomendaciones para que te quedes con los mejores.

¿Por qué elegir cubos apilables?

Han pasado los primeros meses y la revisión médica de tu bebé se ha convertido en algo semestral. Seguro que habrás podido observar que el pediatra recurre al uso de cubos como parte del control para evaluar su crecimiento y el desarrollo de sus capacidades motrices.

No se trata de que compres cubos para hacerle pasar un examen a tu bebé, pero

los cubos apilables son la puerta de entrada al mundo de la construcción y, también, de la destrucción.T odos los peques disfrutan jugando con cubos y déjanos decirte que, sin duda, no existe niño que no disfrute aún más derribando esas torres.

¿Cómo elegir los mejores cubos apilables para tu bebé?

La mejor manera de elegir los mejores cubos apilables para tu bebé es leyendo nuestras recomendaciones, siguiendo tu instinto y, sobre todo, teniendo en cuenta la edad de tu bebé. Dado que la seguridad es fundamental, debes prestar atención a:

  1. El peso de los cubos: no deben ser pesados para evitar golpes en los muebles o en el propio bebé.
  2. El tamaño correcto: ni muy pequeños para su edad, ni tan grandes que no los puedan manipular.
  3. El material con que están hechos: optar por plásticos de calidad y maderas bien talladas.

¿Ya estás lista para conocer los mejores cubos apilables para tu bebé? Vamos a ir comentándolos de acuerdo a su uso por edades.

Cubos de tela

Durante los primeros 6 meses, tu bebé aún no hará muchos movimientos, pero si notarás que va intentando rodar e incorporarse. Con ello, querrá comenzar a coger los objetos cerca de él y llevarlos a su boca. Por ello, esta etapa es perfecta para incorporar un cubo de tela, como el de Sophie la Giraffe.

Se trata de un encantador juego de 4 cubos de tela de 15.5 x 15.5 cm cada uno, que tu bebé siempre podrá atrapar con sus manos, manipular fácilmente y llevarlo a la boca sin riesgo alguno. En esta época de su vida, los bonitos dibujos no tendrán mayor relevancia, pero, cuando sea un poco mayor, podrá construir rompecabezas uniendo las imágenes.

De este modo, tienes un 2 x 1, cubo de tela para apilar y, más adelante, un puzzle para pensar.


Al agua cubo

Es la hora del baño y los cubos aquí tampoco deben faltar. Nada mejor que optar por la propuesta de Tumana que incluye 10 coloridos cubos de goma flexibles, súper suaves y listos para zambullirse con tu peque en el agua tibia.

Un dato a tener en cuenta son sus bordes redondeados que evitan el riesgo de pincharse y los hacen óptimos para fomentar la dentición segura. Además, su material es 100%  libre de BPA y tolera temperatura del agua hasta 100 grados centígrados sin deformación alguna, garantizando tu absoluta tranquilidad sobre la desinfección de este juguete.

¿Lista para jugar entre burbujas con estos coloridos cubos?

Otra simpática alternativa si se acerca el buen tiempo es optar por los cubos “coladores ciempiés” de Munchkin.

Ideales para peques que rondan los 9 meses, serán el deleite de tu bebé al poder filtrar el agua de diferentes modos y caudales.

Sus colores lo mantendrán entretenido y podrás ir incorporando el conocimiento de los primeros números, ya que cada pieza (son 7 en total) tiene su numero asignado.

Tu bebé podrá apilarlos, conectarlos e, incluso, encajarlos uno dentro del otro, de modo tal que estimularás su coordinación mano-vista desde distintas perspectivas.

A partir de 12 meses, cubos para asociar


Tu bebé está por cumplir su primer añito y todos preguntan qué regalarle. No lo dudes, elegir la nueva versión Smart2Play de los cubos de Chicco es más que acertado.

Su calidad queda avalada por esta marca internacional. Más allá de lo cual, nos parece un must de su lista de regalos por lo concreto del juguete: sencillo y efectivo.

Los 5 cubos coloridos de distinto tamaño permitirán a tu peque apilarlos, almacenarlos uno dentro del otro e incluso conocer nuevas formas geométricas, dado que esta versión incluye un agujero superior en cada cubo, donde podrá practicar el manejo de la frustración, al procurar introducir estas figuras en dicho hueco.

Sí, los juegos también deben pensarse como la posibilidad de aprender a aceptar que no siempre le saldrán bien las cosas. Pero tranquila que pronto su capacidad de deducción mejorará y la frustración dará lugar a muchas sonrisas.

¿No quieres un juguete de plástico? Los cubos apilables de DeerFriends ¡son tu alternativa!

Las 8 piezas que contiene esta versión lograrán crear, una vez apiladas, una chulísima torre de 81 cm. Sus colores pastel y el armonioso diseño de animales en una de sus caras nunca desentonarán en el dormitorio de tu peque.

En otra de sus caras tiene números señalizados con puntos, a modo de dado, lo que en un futuro será perfecto para entra en el mundo de las matemáticas.

Pero no te ilusiones, por más bonita que sea esta torre, lo mejor de esta propuesta es que cuando tu bebé la derribe, al ser de cartón laminado, tienes menos riesgo de que se dañen los cubos.

A partir de 18 meses: los animales también se apilan

Para salir del clásico formato de cubos, hemos encontrado este precioso juego de apilables circulares de la marca Janod.

Su funcionalidad es la misma: tu bebé podrá seguir aprendiendo, desarrollándose y divirtiéndose con este colorido juego de 5 piezas. La novedad es que son de madera de bosques gestionados de forma sostenible y todas pintadas al agua.

No tan pesado y, por lo tanto, es una perfecta opción para esta edad. Sus suaves orejas de fieltro deleitarán a tu bebé a la hora de construir con estas piezas un pequeño jaguar que acompañará sus momentos de juego

A partir de 24 meses, la madera gana terreno

Tal vez te interese la pedagogía Montessori y, por lo tanto, pienses cada vez más en juguetes de madera.

La torre maciza de madera de Little Dutch es una perfecta alternativa para incorporar los cubos de madera en el juego diario de tu peque.

Como va creciendo, ya no solo se trata de destruir la torre de cubos, sino más bien de desarrollar los conceptos de volumen, peso y tamaño. Por ello, esta opción de 10 cubos es ideal para el desarrollo de la visión de tamaño en tres dimensiones, dado que los mismos van aumentando en tamaño y en peso.

Grúa con cubos multicolor MULA

En caso de que tu peque ya esté más próximo a los 3 años y busques una alternativa diferente a las que estuvimos viendo, podrías optar por este simpático camión transportador de cubos, hecho de madera maciza de Haya.

Su brazo extensible con imán lo mantendrá entretenido y llevará su coordinación entre ojos y manos a otro nivel.

Está pintado con tintes y barniz acrílico incoloro, productos testeados y de máxima calidad, por lo que, claramente, no has de preocuparte por su seguridad.

¿Qué te ha parecido nuestra selección de los mejores cubos apilables para tu bebé? Has visto que puedes optar por materiales, tamaños y marcas bien variadas, por lo que seguramente ya estás lista para ir a hacer tu próxima compra.

Se acerca ese día tan esperado...
¿Ya lo tienes todo a punto?

Empieza tu lista