Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

28 semanas de embarazo

Las 28 semanas de embarazo marcan el inicio del séptimo mes y del último trimestre de la gestación. Ahora sí, ¡el tramo final! Durante las próximas semanas, tu tripa crecerá hasta tamaños inesperados y algunas incomodidades pueden aparecer.

En cuanto a tu hijo, poco a poco se prepara para mirarte a los ojos por primera vez. Su desarrollo está casi completo. Solo le queda, principalmente, crecer y engordar. ¿Quieres saber qué pasa con su desarrollo esta semana?

28 semanas de embarazo: el bebé

Si se llevase a cabo una ecografía a las 28 semanas de embarazo, se podría notar que el feto se ha redondeado. Es decir que luce ya como un bebé gordito. Esto se debe a la acumulación progresiva de tejido adiposo. Por supuesto, aún le queda mucho por engordar.

A nivel interno, su sistema nervioso central continúa en pleno desarrollo. De hecho, su cerebro tiene ya surcos y aumenta de peso… y continuará haciéndolo durante las próximas semanas.

Como ya hemos visto en semanas anteriores, tu hijo ya tiene un patrón de sueño, aunque es muy diferente al tuyo. Por eso, suele ser normal que el pequeño duerma cuando tú estás despierta y juegue cuando tú descansas. Ahora ya tiene bastante fuerza, con lo cual sus patadas y codazos pueden llevar a dejarte sin aire.

Si hablamos de los sentidos, estos ya están desarrollados. Aprovecha el tiempo que queda del embarazo para compartir cuentos y canciones con tu pequeño. ¡Ya reconoce el sonido de tu voz! ¿Sabías que si apuntas una linterna a tu vientre, podrá percibir un cambio en su entorno? Sí, ¡ya percibe luces! No obstante, para ver formas y colores aún le falta bastante.

Al término de las 28 semanas de embarazo, tu hijo medirá entre 30 y 37 centímetros de altura y pesará más de 1 kilo, generalmente entre 1,1 y 1,2.

semana 28 embarazo

28 semanas de embarazo: la madre

A partir de las 28 semanas de embarazo, tendrás la impresión de que tu vientre no puede estirarse más, pero ¡sí puede! Estos estiramientos pueden generar bastantes picores en la piel. Por eso, es muy importante que recuerdes hidratarla al menos dos veces por día. Lo mejor es utilizar cremas densas o específicas para la prevención de estrías.

El peso de tu tripa es tal que no es raro que aparezcan dolores de espalda e, incluso, de pelvis. El ejercicio regular adaptado a tu estado es importante para prevenir o aliviar los malestares.

¿Has notado que cada vez te cuesta más descansar? Es bastante habitual y, a partir de las 28 semanas de embarazo, estos problemas para conciliar el sueño van en aumento. Los movimientos de tu hijo, el peso de tu tripa y las ganas de orinar a cada rato hacen que dormir sea cada vez más complicado. 

Para facilitarlo, intenta dormir recostándote sobre el lado izquierdo para mejorar el retorno sanguíneo y prevenir los calambres, y evita beber muchos líquidos antes de acostarte. Si las molestias son muy acusadas, habla con tu médico al respecto.

En cuanto a los análisis y estudios, si aún no los has llevado a cabo, es momento de realizar la analítica del segundo trimestre así como también el Test de O’Sullivan. 

Si tienes RH negativo, recibirás durante las 28 semanas de embarazo una inyección de gammaglobulina anti-D para evitar la formación de anticuerpos contra los glóbulos rojos de tu hijo. Esta aplicación es sumamente importante para evitar la anemia y la ictericia fetal.

Checklist semana 28

  1. Si eres RH negativa, recibe la inyección de gammaglobulina.
  2. Si aún no has realizado los estudios del segundo trimestre, ¿a qué esperas?
  3. ¿Quieres ver a tu hij@? Realiza una ecografía 3D o 4D. ¡Podrás ver su boca, su nariz y sus ojos cerrados!
  4. Consulta con tu médico sobre la posibilidad de beber infusiones de tila o valeriana para ayudarte a conciliar el sueño.
  5. Empieza a realizar de manera regular los ejercicios de Kegel para trabajar los músculos del periné y las articulaciones de la pelvis. Estos te ayudarán en la fase expansiva del parto y, además, te ayudarán a recuperarte mejor tras el parto.
  6. ¿Tienes problemas para respirar cuando estás tumbada? Prueba utilizando un almohadón para levantar un poco tu torso.
  7. Investiga sobre la lactancia materna. ¿Sabes cuáles son sus beneficios para el bebé y la mamá? Busca asesoramiento y una matrona especializada que pueda ayudarte tras el nacimiento. Amamantar puede ser más complicado de lo que parece.
  8. Si aún no lo has preparado, va siendo hora de determinar el plan de parto. Deja en claro qué deseas y qué no.

Las 28 semanas de embarazo marcan el inicio del último trimestre de la gestación. Cada vez estás más cerca de ver a tu pequeño en vivo y en directo. Estos últimos meses quizá se te hagan más pesados que los anteriores tres; relájate y disfrútalos.

Tu lista universal con lo mejor de cada tienda
Crear mi lista