Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

Objetos que te ayudarán durante la lactancia materna

mamá dándole el pecho a un recién nacido en un banco

La lactancia materna es una experiencia que puede ser maravillosa, siempre y cuando las expectativas vayan de la mano con la realidad. Para ello, es importante saber que no siempre es un camino de rosas: puede ser difícil que el bebé mame, puede existir dolor… y también lágrimas. No obstante, es un camino que merece la pena recorrer.

Las mamás de HelloBB hemos conversado al respecto y preparado una lista con aquellos objetos que te ayudarán, sobre todo durante los primeros meses de lactancia materna, cuando la misma no está instaurada.

Lactancia materna: objetos que te ayudarán

Particularmente, como mamá de tres niños y con casi 6 años de lactancia materna, me siento cómoda presentándote estos artículos porque todos me han sido de muchísima utilidad. Por supuesto, algunos pueden no resultar necesarios para las mamás experimentadas. Además, cada vivencia con la lactancia es tan personal que es difícil generalizar. Sin embargo, nos animamos a ello: descubre aquellos productos que pueden facilitarte la lactancia materna.

Libro «Un regalo para toda la vida»

Esto es totalmente personal pero, si te gusta leer, no puedes perderte este libro del pediatra Carlos González. Allí, el profesional da respuesta a una enorme cantidad de preguntas que las madres tenemos cuando iniciamos el camino de la lactancia. ¡No te arrepentirás de leerlo, es un clásico!

Extractor de leche

El famoso sacaleches es un artilugio que puede ser práctico incluso aunque no tengas pensado darle a tu hijo el biberón. Si bien no recomendamos comprarlo antes de necesitarlo, ten en cuenta que podría serte útil. ¿Cuándo? Si en algún momento comienzas a sentir los pechos duros, necesitarás extraer leche para evitar una mastitis y para eso el sacaleches es ideal.

El extractor de leche puede ser manual, como el Comfort SCF330/13 de Philips AVENT, o eléctrico, como el Swing Flex de Medela.

extractor de leche swing maxiflex
botón

Incluso, puedes optar por un sacaleches doble, sobre todo si vas a volver al trabajo y necesitarás recolectar leche para tu hijo. Medela tiene el famoso modelo Swing Maxi Flex que funciona muy bien (aunque los profesionales que hay en los hospitales tienen mucha mayor potencia). En este último caso, para mayor comodidad te aconsejamos comprar un sujetador para extractor de leche doble.

‍Lanolina

Amamantar es una experiencia preciosa que es difícil de describir. Pero, durante los primeros tiempos, puede ser dolorosa. Es curioso cómo se habla mucho sobre el parto, tanto que muchas mujeres le tememos, y sin embargo casi no se habla de la lactancia.

Dar de mamar es natural y, aún así, requiere de acompañamiento, no solo de la pareja sino también de los médicos y de otras mujeres, porque amamantar es un trabajo que puede ser agotador y que, en muchos casos, genera dolorosas heridas en los pechos durante los primeros tiempos. ¡Tranquila! Esto pasará y, para eso, una buena opción es tener en casa una crema de lanolina.

La lanolina es un producto totalmente natural que se coloca sobre el pezón para aliviar el dolor y curar las heridas. La marca más conocida es Purelan 100 de Medela, pero existen muchas otras.

Masajeador de lactancia

Los masajeadores de lactancia son un objeto bastante novedoso y todavía no muy conocido. Sirven para proporcionar un suave masaje a los senos cuando hay algún dolor por algún motivo (como una mastitis, una perla de leche o una obstrucción). ¡Son mano de santo en estas situaciones!

‍Compresas Mam

Estas compresas las descubrí con mi último hijo y son sensacionales. Se colocan sobre el pecho lastimado y generan una sensación de alivio inmediato, además de ayudar a cicatrizar. ¿Lo mejor? Al igual que la lanolina, no es necesario limpiar el pecho antes de amamantar al bebé.

Sujetador de lactancia

Esta es una de las compras que más necesitarás. De hecho, lo ideal es tener al menos tres sujetadores de lactancia para que puedas tener un recambio mientras lavas los usados. Los hay de diferentes materiales, aunque lo mejor es optar por el algodón.

También, encuentras sujetadores en lycra, con forma de triángulo o, incluso, con aros. Lo más importante es que escojas adecuadamente la talla para que te sienten cómodos.

Protectores mamarios para fugas de leche

Cuando amamantas, sobre todo durante los primeros meses, pueden existir fugas de leche. Por eso, es importante que tengas a mano protectores mamarios. Puedes optar por los desechables o por los lavables. Estos últimos son reutilizables y puedes conseguirlos de bambú orgánico, muy suaves y cómodos.

‍Conchas mamarias

Ya te he contado que es posible que sufras alguna lastimadura en los pechos. En esos casos, ten siempre a mano tu crema de lanolina y, si esto sucede, quizá te convenga comprar unos protectores mamarios. Estos son una especie de concha de plástico con una aro suave de silicona que se coloca sobre el pecho, bajo el sujetador, e impide que el mismo se ensucie con la crema.

Cojín de lactancia

Si bien es cierto que puedes utilizar cualquier cojín para amamantar, los cojines de lactancia brindan mucha comodidad, sobre todo cuando recién estás adaptándote a la lactancia materna. Los mismos permiten mantener al bebé en una posición adecuada durante la toma, además de variar posiciones de manera sencilla.

cojín a lactancia
botón

Existen diferentes formatos y tamaños. Por ejemplo, puedes optar por un cojín de lactancia con almohada como el modelo de Jané o por el Elastic Line de la misma marca, que incluye un cinturón de seguridad para recostar al bebé sobre el cojín.

Además, hay cojines de lactancia de mayor tamaño que pueden utilizarse durante el embarazo para dormir de costado. Estos brindan gran comodidad a la embarazada al soportar el peso de la tripa y permitir una mejor ubicación de sus piernas. Tras el parto, el mismo cojín puede servir de apoyo para el momento de la toma.

Una manta de lactancia

No hay nada más natural que dar de mamar… pero a alguna personas les da reparo hacerlo en plena calle, en el centro comercial o, incluso, frente a familiares y amigos.

Por eso, una manta de lactancia puede ser un buena cosa para tener en casa si eres pudorosa. Otra opción es comprar una muselina de grandes dimensiones y llevarla contigo allí a donde vayas.

Sillón de lactancia

Es cierto que este objeto es mucho menos que indispensable, pero muchas mujeres disfrutan dando de mamar en un sillón específico para tal fin. Las mecedoras son una buena elección para calmar al bebé y vivir esa experiencia. Las hay de muchísimos modelos diferentes: más tradicionales, como el sillón ovejero modelo Carla de SuenosZZZ, o más modernas, como esta de MiCuna.

sillón de lactancia
botón

Camisetas de lactancia

Durante mi primera experiencia de lactancia, opté por estas camisetas y lo cierto es que me sentí muy cómoda. Lo mismo dijeron las demás mamás de HelloBB. Quizá quieras comprar una o dos para probar si te resulta más cómodo utilizar una camiseta de lactancia o una camiseta sin mangas bajo la camiseta normal.

Como ves, existen muchos productos que pueden ayudarte en tu lactancia materna. Por supuesto, si vas a dar lactancia mixta o debes reincorporarte al trabajo, deberás pensar en comprar biberones adaptados a la edad de tu bebé, así como también bolsas o recipientes para conservar la leche materna.

Se acerca ese día tan esperado...
¿Ya lo tienes todo a punto?

Empieza tu lista