Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

Objetos fundamentales para el primer año de tu bebé

Existen tantísimas opciones de productos para bebé que escoger los que necesitas para tu lista puede ser una verdadera odisea, sobre todo si eres una madre o un padre primerizo. Resulta muy difícil saber qué objetos son de verdad indispensables y cuáles opcionales, ¿no es cierto?

Además, al visitar las tiendas uno queda maravillado (y un poco espantado, seamos honestos) de la enorme oferta de cosas supuestamente «esenciales». Es imposible no preguntarse si realmente un ser tan pequeñito puede necesitar tanto.

Queremos ponértelo fácil. En esta lista, hemos partido el primer año del bebé en fases y hemos seleccionado los objetos más fundamentales para cada una de ellas. Por supuesto, cada bebé es un mundo y acabarás necesitando algunas cosas particulares que ahora te parecerán opcionales pero que para tu bebé serán indispensables, le acaba pasando a todo el mundo. 

Por cierto, nuestras sugerencias no incluyen cosas esenciales como ropa, pañales y  toallitas porque damos por sentado que todo el mundo compra estos elementos. Nos hemos enfocado a aquellos menos obvios pero sumamente necesarios y los hemos catalogado por edad del pequeño. ¿Estás preparada?

Objetos fundamentales para el recién nacido

A pesar de ser tan pequeñito, tu hijo necesitará 11 objetos desde el día uno en casa (o al menos durante el primer mes) y son los siguientes:

La silla de coche

Nada más salir del hospital, necesitarás algo para transportar a tu bebé. La silla para recién nacido (algunos la llaman huevito) es obligatoria para poder viajar con tu niñ@ en el coche. 

Como puedes imaginar, las sillas de coche tienen tallas y deberás ir cambiándola a medida que tu peque crezca. Actualmente conviven dos normativas que relacionan las medidas de las sillas con el peso/altura del niño. Las adecuadas para esta fase serían las llamadas sillas de Grupo 0 (o 0+) y las i-Size de 40-75 cm.

Este tipo de sillas van siempre a contramarcha y brindan protección al bebé desde el nacimiento hasta más que crezca lo suficiente para tener unos 10 kg de peso.

maxi cosi
botó

La cuna de colecho

Este es un objeto básico aunque algunos padres sostengan que más que usarla para que el pequeño duerma, la utilizan para almacenar cosas. Lo mejor es que cuando el bebé regrese al hogar desde el hospital debes tener una cuna preparada.

Para los recién nacidos, lo habitual es empezar con la llamada cuna de colecho (o colecho para abreviar). Se trata de una cuna que se anexa a la cama de los padres para que el niño sienta el calor de la madre por las noches y duerma más tranquilo. También hace muy fácil amamantar al bebé por la noche sin moverse demasiado.

Recuerda que el bebé no utiliza almohadas ni sábanas. Por lo tanto, solo deberás comprar varias sábanas bajeras para la cuna y algo para taparlo.

chicco next2me
botó

Manta envolvente

Siguiendo con el punto anterior, en lugar de un edredón y sábanas, necesitarás una manta envolvente. La misma es similar al saco de dormir, pero en tamaño mini y con la particularidad de que los brazos del bebé quedan dentro de la misma para que se sienta protegido como dentro del vientre materno.

Te recomendamos tener más de una para intercambiarlas cuando las laves.

Un portabebés

Se trata de uno de los mejores regalos que los nuevos padres pueden recibir. El portabebés es la manera ideal de tener las manos libres por un rato sin separarte de tu bebé. Además, a tu niñ@ le va a encantar: se relajará con tu calor y movimiento y estar en posición vertical es bueno para evitar los cólicos.

Puedes elegir entre varios modelos para distintas edades. Se suele recomendar el uso del fular o la mochila ergonómica para esta etapa. En el caso de un recién nacido, el fular debería ser elástico para mayor comodidad. De cualquier manera, lo más importante es corroborar que sea realmente ergonómico; es decir que el bebé quede en posición «ranita» (con las rodillas más altas que el culete).

koala babycare
botó

Una bañera

Cuando el bebé es muy pequeñito, necesitarás de una bañera preferentemente a tu altura para bañarle con comodidad. Presta atención a que incluya un soporte para recién nacido; así, tu hijo podrá descansar acostado en el agua mientras le bañas.

Un kit de higiene

Existen maletines que incluyen todo lo necesario para los primeros años del bebé como una tijera para uñas con punta redondeada, un termómetro y un sacamocos (¡vital!).

Un carrito

El cochecito es fundamental para salir a pasear con el bebé y también hay que decir que su elección suele ser un verdadero dolor de cabeza. Los hay de tres ruedas o de cuatro, de 1, 2 o 3 piezas, y con todas las funcionalidades que puedas imaginar.

Tómate tu tiempo para decidir qué modelo es el que más te conviene. Normalmente, es uno de los elementos más caros que comprarás para tu bebé, así que presta atención a tus necesidades y busca la mejor oferta.

bugaboo donkey
botó

Una bolsa cambiador

Probablemente, la bolsa cambiador sustituya a tu bolso durante una buena temporada. Estas bolsas especiales suelen llevar una base plegable para que acuestes a tu bebé para cambiarlo donde sea necesario. También estan llenas de compartimentos y bolsillo para poner los pañales, las toallitas, las cremas, el chupete, el biberón y cualquier cosa de esa larga lista de objetos que necesitas cada vez que sales de casa con tu bebé. 

¿Nuestro consejo? Busca una opción espaciosa y cómoda, ya sea en forma de bolsa o de mochila.

La hamaca

Puede parecer innecesaria; sin embargo, la hamaca le brinda a los padres la posibilidad de llevar al bebé consigo por toda la casa, incluso a la hora de bañarse.

El bebé puede hacer sus siestas en ella o contemplar a sus padres mientras cocinan o limpian. Las opciones son múltiples: desde las sencillas que incluyen juguetes colgantes hasta aquellas que incorporan vibración y música.

hamaca babybjörn
botó

Una máquina de sonidos blancos

Creemos firmemente que cualquier cosa que sirva para relajar a tu bebé te resultará muy útil.

El sonido blanco puede ayudar al bebé a conciliar el sueño. ¿Sabías que puedes conseguir peluches que reproducen sonidos blancos? ¿O lámparas que proyectan suaves luces en el techo y música? Puede ser un buen regalo.

A partir de los 2 meses

Sí, seguirás sumando cosas a medida que tu hijo crezca. Alrededor del mes o los dos meses, puedes necesitar algunas de las siguientes.

Un saco de dormir

Según el tamaño de tu hijo, es posible que sobre el mes o los dos meses debas cambiar su manta envolvente por un saco de dormir. Presta atención al TOG a la hora de escogerlo: el TOG es la medida del abrigo y según la temperatura del lugar donde vives y de tu hogar, necesitarás un TOG 1 o un TOG 3, por ejemplo.

Un gimnasio

Las mantas de actividades o gimnasios son ideales para que los niños comiencen a moverse (y además se entretengan). Estas mantas con arcos de juegos son esenciales y divertidísimas; las mismas incluyen colores, texturas, juguetes colgantes y, algunas, música.

gimnasio
botó

Chupetes

No es que los chupetes sean esenciales, pero resultan de tanta ayuda para calmar a los bebés que no hay padre que se imagine a su hijo sin chupete. ¿Un consejo? No compres muchos, solo uno o dos para ver si tu hijo lo acepta y no se lo ofrezcas antes de que la lactancia materna esté instaurada para evitar conflictos de succión.

Mordedores

Algunos bebés comienzan a tener molestias en las encías sobre los dos meses. Uno de los mejores juguetes son los mordedores: fáciles de manipular, suaves y ¡apetitosos!

Juguetes suaves

Las pelotas de peluche, los libros de tela y los pequeños muñecos suaves sirven para que el bebé comience a manipular objetos y a mejorar su motricidad.

A partir de los 4 meses

El bebé ya comienza a moverse: algunos se arrastran unos pocos centímetros, otros saben girar sobre sí mismos. Está llegando el momento de agrandar el sector de juegos.

Suelos de espuma

Los suelos de espuma permiten al bebé tener una zona de juegos más grande y, a su vez, acolchada para evitar golpes. Los hay de muchos colores diferentes, con o sin dibujos.

A partir de los 6 meses

El bebé de seis meses poco tiene que ver con el recién nacido: es activo, quiere descubrir el mundo y comienza a sentarse a la mesa. Ha llegado el momento de crear un hogar a prueba de bebés.

Trona

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia exclusiva durante los seis primeros meses del bebé. Luego, se inicia la alimentación complementaria y, para ello, necesitarás una trona. Las hay de plástico o de madera, plegables o fijas e, incluso, transformables (sí, algunas crecen con el bebé). Elijas la que elijas, asegúrate de que es lavable.

trona
botó

Platos, cucharas y vasos

Con la alimentación complementaria llega el momento de comprar vajilla adaptada para el bebé. Los vasos vienen con pico suave y son anti-derrame.

Las cucharas, por ejemplo, pueden detectar si el alimento está muy caliente e indicártelo al cambiar de color. ¡Mira todas las opciones disponibles!

Protección de enchufes

Como ya te comentamos, el bebé se convierte con seis meses en un verdadero explorador. Coloca protecciones de enchufes en toda tu casa, asegúrate de que no hay cables a su alcance y protege los bordes de las mesas.

Protección para escaleras

Si vives en una casa, es esencial que coloques una puerta en la escalera o en cualquier otro lugar peligroso para evitar que el bebé pueda sufrir un accidente doméstico.

A partir de los 8 meses

Cada niño es diferente. Mientras algunos pequeños comienzan a gatear a los ocho meses, otros están cerca de comenzar a andar. Sea cual sea la etapa en la que se encuentre tu hijo, relájate: todos los niños llegan a hacerlo todo en algún momento.

jugando con juguetes apilables

Juguetes para encajar y apilar

Los juguetes de encaje, los bloques de construcción y las cajas para guardar y sacar cosas son los preferidos hasta el año.

Libros de cartón

A los peques les encanta que mamá y papá les lean libros. A partir de los 8 meses aproximadamente, puedes comenzar a comprar libros de cartón para disfrutar antes de ir a dormir… ¡o en cualquier momento del día!

¿Una nueva silla de coche?

¿Tu hijo continúa cómodo en su silla de coche? Para saberlo, debes contemplar su cabeza: si sus orejas no sobrepasan la parte superior del «huevito», entonces puedes continuar usándola sino ¡es hora de comprar una nueva!

Recuerda que hay modelos de sillas que sirven para rangos de peso y talla más amplios que otros. Suelen contar con piezas que vas añadiendo o sacando a medida que tu bebé crece.

Un juguete para empujar

Los pequeños exploradores están listos para probar sus piernas. Los juguetes de empuje pueden ayudarles en este sentido. Solamente debes asegurarte de comprar uno que sea estable y no se deslice rápidamente para que tu peque no sufra ningún accidente.

¿Has tomado nota de los objetos fundamentales para el primer año de tu bebé? Sabemos que hemos dejado afuera los biberones, por ejemplo, pero solamente porque eso depende de cada familia y cada niño. Lo mismo sucede con los extractores de leche o los calienta biberones.

¿Nuestra recomendación? No los compres en un primer momento, ve cómo fluye la situación y si los necesitas, los adquieres. Mejor hacerlo así a que terminen juntando polvo, ¿no te parece?

Tu lista universal con lo mejor de cada tienda
Crear mi lista